Buscar
Usuario

Tecnología

Los museos se abren cuenta en OnlyFans para evitar la censura

OnlyFans es la única plataforma que no censura el arte desnudo por lo que varios museos han decidido sumarse a esta app.

Los museos se abren cuenta en OnlyFans para evitar la censura Los museos se abren cuenta en OnlyFans para evitar la censura

Foto: The Albertina Museum Vienna

Las redes sociales en general prohíben la publicación de contenido sexual; censuran las imágenes o los vídeos donde aparece algo de este estilo... excepto OnlyFans, donde los museos han encontrado un filón para mostrar sus obras. ¿Museo en OnlyFans? Sí, has leído bien, los museos exponen las obras que contienen desnudos que las otras redes censuran.

Han sido los museos Albertina Museum, Leopold Museum, Museo de Historia del Arte y Museo de Historia Natural de la capital austriaca los que se han abierto cuenta en OnlyFans. En este caso los museos vieneses han establecido una cuota de 3 euros para poder acceder a las imágenes de cuadros y esculturas que muestren desnudos.

Pero, no solo eso: a cambio de esta cantidad, los suscriptores, además del acceso a los contenidos pueden ver las obras de los cuatro museos que forman parte de esta iniciativa.

Además a la suscripción se añade también la tarjeta Vienna City Card, que permite usar de manera gratuita el transporte público en Viena, con lo que se potencia su suscripción para los turistas interesados en visitar de manera presencial estos museos, facilitándoles el desplazamiento entre todos ellos.

Protesta contra la censura y llamada al debate

'Liebespaar II Datierung', de Egon Schiele 'Liebespaar II Datierung', de Egon Schiele, imagen de sustitución
'Liebespaar II Datierung', de Egon Schiele The Albertina Museum Vienna

En realidad y, según cuenta la responsable de la Oficina de Turismo de Viena, la cuenta de OnlyFans no es una solución permanente, sino más bien una protesta contra la censura y un llamado al debate. "Cuestionamos este tipo de censura, porque creemos que no es una buena idea dejar que un algoritmo determine nuestro legado cultural", explicaba Helena Hartlauer.

"Podría llevar a una autocensura inconsciente, cuando los artistas comienzan a hacer arte de manera diferente o los coleccionistas ensamblan sus colecciones de una manera diferente porque saben que una herramienta tan fuerte como las redes sociales no mostraría ni promovería ciertos tipos de arte. Esto es aterrador", agregaba.

Artículos recomendados

Comentarios