Tres heridos graves tras una multitudinaria pelea en Almería por el precio de unas gambas

Tres heridos graves tras una multitudinaria pelea en Almería por el precio de unas gambas

El precio de una ración de gambas rojas provocó que unos clientes hirieran de gravedad al dueño del restaurante, su hijo y su sobrino. La pelea fue de tal gravedad que participaron una docena de personas y necesitó la ayuda de la Guardia Civil.

Noticias Manu Barrena Manu Barrena 09 Agosto 2016 13:00

Los españoles nos caracterizamos por ser personas, por norma general, muy temperamentales. En pocas líneas se podría decir que expresamos mucho nuestros sentimientos y, además, lo dejamos bien claro por si alguien no se ha enterado. Algo así se pudo ver a principios de año en Valencia cuando un pedo provocó un tiroteo con cuatro heridos, dos de ellos en estado grave. Por suerte o por desgracia, ha vuelto a ocurrir un caso similar en nuestro país. Un suceso que no ha dejado indiferente ni a la Policía ni a la Guardia Civil.

Alrededor de la medianoche del pasado domingo tuvo lugar una pelea de al menos 12 personas en la terraza de un restaurante de Garrucha, un pueblo al este de Almería, entre sus propietarios y unos clientes por el precio de una ración de gambas rojas muy típicas de la zona. Según informan varios medios, cuando los comensales pidieron la cuenta y observaron que la ración de dicho manjar era de 20 euros, consideraron que era un precio demasiado elevado a pesar de que estaba establecido de antemano por el restaurante.

De acuerdo con la versión de estos medios, tras quejarse al camarero, los clientes pasaron a insultar a los trabajadores, después a discutir e inmediatamente después a las manos. La trifulca fue de tal magnitud que los comensales la emprendieron a botellazos contra el dueño del establecimiento, su hijo y su sobrino, los cuales fueron heridos de gravedad. Además, también hubo cinco heridos leves.

Restaurante donde tuvo lugar la pelea (Canal Sur) "Restaurante donde tuvo lugar la pelea (Canal Sur)"

Ocurrió en el Paseo marítimo del Malecón de Garrucha, un pueblo al este de Almería cercano a la frontera con Murcia donde este manjar es muy común. En cuanto el cuerpo de policía local fue alertado del altercado, se dirigió al lugar de los hechos. Una vez allí tuvo que pedir ayuda de la Guardia Civil al verse completamente desbordados con la gran cantidad de testigos y curiosos que se agolpaban alrededor del local.

Los agentes se encontraron con el dueño del restaurante y su hijo con brechas en la cabeza y fuertes mareos, mientras que el sobrino presentaba roturas en el brazo y dos costillas. Debido a la inaccesibilidad de los servicios sanitarios para acceder al lugar del suceso, la propia Guardia Civil tuvo que trasladar a los heridos graves a un hospital cercano. Según recogen varios medios locales, el dueño tuvo que recibir cuatro puntos de sutura y su hijo recibió ocho mientras que los cinco heridos leves fueron atendidos por contusiones y diversos golpes.

"Me cago en los muertos de tu madre"

Tras haber sido dado de alta, el dueño del restaurante ha asegurado en La Voz de Almería que la pelea no fue causada por el precio de las gambas y que todo comenzó porque los clientes, unos turistas en estado de embriaguez procedentes del madrileño barrio de Vallecas, se "cagaron en sus muertos" y mostraron una actitud muy chulesca hacia los trabajadores del local. Según el propietario, empezaron a jalear tras ver el precio de las gambas para justo después llamar "putita" a la sobrina del dueño, menor de edad.

Tras acordar el pago únicamente de las cervezas consumidas para calmar la tensión, uno de los turistas se "cagó en los muertos" del responsable del local añadiendo "aquí va a venir tu puta madre a comer". "Enganché al tío y del empujón se cayó en la jardinera. El que había entrado conmigo a pagar cogió una botella de la mesa y me pegó en la cabeza", explica el propietario, que indica que "ahí se terminó de liar". Por ahora se desconoce la versión de los otros implicados.

Comentarios