Una mujer maltratada es rescatada al pedir ayuda en los deberes de su hijo

Una mujer maltratada es rescatada al pedir ayuda en los deberes de su hijo

La mujer, cuyo marido le prohibía salir de casa sola, consiguió que el colegio colaborase en una operación gracias a una valiente idea. El supuesto agresor ya tiene interpuesta una orden de alejamiento y cuenta con una pulsera telemática.

Noticias Dany Blázquez Dany Blázquez 05 Mayo 2016 17:30

El pasado mes de abril en Benalmádena (Málaga) una mujer maltratada consiguió huir, con ayuda de una profesora de su hijo, de la pesadilla que llevaba sufriendo varios años. La mujer sufría constantes humillaciones y maltratos supuestamente por parte de su marido, que fue detenido el pasado 18 de abril.

El presunto agresor tenía a su mujer completamente recluida en casa. Su aislamiento llegaba a tal extremo que no contaba con una red de apoyo a la que demandar ayuda. La mujer tenía prohibido abandonar la vivienda a solas, debía estar siempre acompañada de su marido, y cuando se quedaba sola en casa él la encerraba en una habitación. Además, no contaba con redes sociales ni tampoco podía utilizar el teléfono móvil.

La mujer vivía recluida en su vivienda por orden de su marido "La mujer vivía recluida en su vivienda por orden de su marido"

Los episodios de maltrato físico, sumados al aislamiento y la violencia psicológica que sufría por parte de su pareja, le hicieron tomar la decisión de huir de aquel infierno. Pero, ¿cómo hacerlo sin que su marido pudiera impedirlo? La mujer necesitaba encontrar alguna vía de comunicación con el exterior alejada de la supervisión de su pareja.

A mediados del pasado mes de abril decidió coger uno de los libros de texto de su hijo y escribir entre sus páginas una carta pidiendo auxilio. En ella especificó la situación que estaba viviendo y detalló la dirección exacta de la vivienda familiar con la intención de recibir ayuda lo antes posible. Después, pidió encarecidamente a su hijo que enseñara sus deberes a su profesora.

Cuando la maestra leyó la carta, avisó de inmediato tanto a la dirección del colegio como a la Policía y al Centro Municial de la Mujer. Dado que lo más importante era preservar la seguridad tanto de la mujer como del niño, la Policía solicitó colaboración al centro escolar para lograr llegar a la madre del estudiante sin levantar las sospechas de su marido.

La Policía y el centro educativo se coordinaron para detener al supuesto agresor "La Policía y el centro educativo se coordinaron para detener al supuesto agresor"

El colegio convocó al matrimonio a una reunión con la tutora del niño. Una vez allí, un policía de la Unidad de Familia y Mujer consiguió apartar unos minutos a la mujer, con la que pudo hablar a solas y descubrir su testimonio, que ocasionó la inmediata detención del presunto agresor acusado de maltratar a su esposa.

El hombre, de 52 años, ha quedado en libertad con cargos a espera de juicio, aunque cuenta con una orden de alejamiento de su esposa y una pulsera telemática que le impedirá acercarse a ella. Tanto la mujer como su hijo están siendo atendidos por la red del Instituto Andaluz de la Mujer, que ha puesto a disposición de las víctimas todo su catálogo de recursos para situaciones de violencia de género. La coordinadora de la institución destaca "la audacia" de la mujer a la hora de dar un paso al frente contra su agresor.

Ya van 18 mujeres asesinadas en lo que va de año

La violencia de género se esconde detrás de cualquier esquina. A pesar del gran avance de visibilización social llevado a cabo por la sociedad española en los últimos años, continúa siendo un tema tabú tanto para las víctimas como para quienes son testigos de la misma, que muchas veces callan por temor o por no querer intervenir en problemas de pareja.

No obstante, la violencia de género es un problema de todos. 18 son las mujeres asesinadas a manos de sus maridos en lo que va de 2016. El año pasado se registraron 65 asesinatos por terrorismo machista, y son cifras que no se reducen. En la última década han sido asesinadas alrededor de 70 mujeres al año.

Más del 84% de ellos no denunciaron el maltrato que sufría y el 35% son asesinadas mientras están en trámites de separación y divorcio. Cifras que nos alarman, nos asustan y nos indignan a partes iguales. Cada uno de nosotros podemos hacer algo, por pequeño que sea, para evitar esta masacre. Desde eliminar las sutiles muestras de machismo con las que nos comportamos día a día hasta denunciar aquel comportamiento que veamos inapropiado en parejas con las que compartimos nuestra rutina.

Comentarios