Buscar
Usuario

Noticias

Encarcelada tres meses porque la Policía confundió su algodón de azúcar con droga

Dasha Fincher, una ciudadana estadounidense, acaba tres meses en la cárcel por un falso positivo en un test de drogas.

Dasha Fincher, una ciudadana estadounidense, no sabía la que se le venía cuando fue detenida por unos oficiales de policía del condado de Monroe. Lo que parecía una prueba o registro rutinario por parte de las autoridades, se tornó en tragedia, ya que fue detenida al confundir unos simples algodones de azúcar que ella vendía por metanfetaminas.

La policía realizó un test de drogas in situ del alimento que portaba Dasha dentro de su vehículo. La prueba, ante el asombro y la incredulidad de la mujer, dio positivo en metanfetaminas lo que llevó a su detención inmediata. Su único error fue parecer una sospechosa al llevar los cristales del coche tintados de forma legal, junto al algodón de azúcar que tenía dentro de una bolsa de plástico en su salpicadero.

Un grave error policial

Los agentes del condado de Monroe, Georgia, identificaron el algodón de azúcar como "una sustancia azul, de forma esférica" muy parecida a cristal de metanfetamina. Dasha intentó explicar -sin aparente suerte- a Cody Maples y Allen Henderson, ambos policías, que se trataba de un error. Sin embargo, acabó arrestada y entre rejas. Lo que podría haber durado pocas horas, se convirtió en tres meses de cárcel por la elevada fianza impuesta por el juez: 1 millón de dólares.

Esos tres meses de cárcel fueron insufribles para la mujer, a sabiendas de que la policía había cometido un grave error con ella. Entre la gente de su localidad también empezó a calar el mensaje de que era una traficante de drogas, por lo que el daño fue todavía mayor.

Finalmente, todo cambió en marzo de 2017, cuando un análisis realizado por un laboratorio criminalístico de la Oficina de Investigaciones de Georgia exoneró a Dasha. Ese estudio reveló que la sustancia azul se correspondía, básicamente, con algodón de azúcar. Por ello, los fiscales retiraron inmediatamente todos los cargos en su contra y ordenaron su excarcelación.

Como era de esperar Dasha denunció a la policía y al condado: "Quiero que el Condado de Monroe pague por lo que me hicieron", declaró a Fox News. Ahora, se encuentra a la espera de una sentencia que decida si debe recibir una indemnización.

Artículos recomendados

Comentarios