Buscar
Usuario

Noticias

Una mujer que lleva 21 años en coma podría ser una niña secuestrada cuando estaba de vacaciones

Su identidad real todavía es un misterio, pese a que lleva ingresada desde el año 2000 por un accidente mientras huía de un acosador sin detener.

Una mujer que lleva 21 años en coma podría ser una niña secuestrada cuando estaba de vacaciones Una mujer que lleva 21 años en coma podría ser una niña secuestrada cuando estaba de vacaciones

Foto: Envato

Dos décadas de auténtico misterio podrían estar a punto de resolverse. Una mujer hospitalizada en estado vegetativo durante 21 años puede ser, en realidad, una niña que desapareció en 1976 cuando se encontraba de vacaciones en Espírito Santo, Brasil.

La menor, conocida como Clarinha, podría ser actualmente la mujer que permanece en coma desde que fue atropellada en junio de 2000, según informa el diario Correieo Braziliense.

Ante la posibilidad de que hallar la verdadera identidad de la mujer, el Ministerio Público de Espírito Santo (MPES) ha abierto una investigación para averiguar si es la niña de Minas Gerais, secuestrada en 1976, en Guarapari. Cuando sucedieron los hechos, tenía un año y 9 meses, estaba de vacaciones y estaba en compañía de su familia en Espírito Santo.

La menor desapareció cuando jugaba en la playa. Su hermano lanzó una pelota y ella fue a buscarla. Después de ello, nunca volvieron a encontrarla. Los padres incluso vieron una camioneta blanca que creen que fue el vehículo que se la llevó.

Una investigación en curso

La sospecha de que Clarinha pudiera ser la niña desaparecida en 1976 surgió después de que un equipo de investigadores utilizara un proceso de emparejamiento facial, con búsquedas en bases de datos de personas desaparecidas que tenían similitudes con la mujer hospitalizada.

El Ministerio Público ha enviado material genético de Clarinha a la Policía Civil de Minas Gerais, que harán una comparación con el perfil genético de los padres de la niña para averiguar hasta qué punto existen coincidencias.

La mujer fue ingresada en el Hospital São Lucas, en la capital de Espírito Santo, en el año 2000 cuando fue atropellada. Los testigos señalan que entonces, cuando tenía 25 años, huía de un acosador todavía no identificado.

Clarinha llegó a la unidad indocumentada e inconsciente. Un año después, fue trasladada al Hospital de la Policía Militar, donde permanece internada desde entonces. Se hicieron varios intentos de identificación durante los últimos 20 años, pero todos fueron infructuosos. Según MPES, Clarinha parece tener 40 años, una edad compatible con la niña desaparecida.

Artículos recomendados

Comentarios