Las 7 muertes más cutres del cine de terror

Las 7 muertes más cutres del cine de terror

A veces la muerte hay que tomársela con humor. Convierte tu noche de Halloween en algo divertido.

Cine Jorge PM Jorge PM 23 Octubre 2015 14:43

A todos se nos ha ocurrido esa fantástica idea que en nuestra cabeza suena genial pero que luego llevada a la práctica es un desastre. El cine no está exento de ellas y muchos cineastas han visto sus brillantes ideas convertidas en el club de la comedia por parte del público.

Además, en el cine de terror el caso es más sangrante (nunca mejor dicho), y la forma en la que mueren los personajes a veces se va más hacia el lado cómico que hacia crear miedo en el espectador. Por eso, hoy os traemos la lista de las 7 muertes más cutres del cine de terror, por si en Halloween prefieres reirte a pasar miedo.

1 'Piraña 3DD'

¿Qué se puede esperar de la secuela low cost del remake de la reversión de un clásico ya de por sí bastante malillo de 1978? Aún así, la película original de Joe Dante (sí, el director de 'Gremlins') y su secuela dirigida por James Cameron (sí, el mismo que hizo 'Titanic') quedan destrozadas en las nuevas versiones que Dimension Films lanzó hace un par de años.

El que el enemigo a batir sean un grupo de pirañas con extra de violencia ya de por sí plantea serias dudas ante lo que vamos a ver. Pero si además en la secuela del remake hacemos que las pirañas se conviertan en anfibios y caminen sobre la tierra pues ya podemos apagar el DVD e irnos a por unas cañas. En una película en la que interviene hasta David Hasselhoff haciendo, cómo no, de socorrista, nos encontramos con nuestra primera muerte cutre: un niño pelirrojo bastante imbécil es decapitado de un mordisco. Así, tal cual.

2 'Destino Final 2'

Seamos sinceros, 'Destino Final' es una saga bastante holgada en presupuesto y que maneja la tensión como pocas, pero si te cargas a diez personas por película pues normal que alguna te quede más cutrecilla que el resto. Es el caso de 'Destino Final 2', donde nos muestran por qué no debemos entrar o salir del metro cuando este está pitando. En este caso pillando a una muchacha entre unas puertas, aunque sean las de un ascensor.

Con la cabeza dentro y el cuerpo fuera, el ascensor comienza a subir y claro, otra que se queda sin cabeza a pesar de los esfuerzos de sus compañeros.

3 'Halloween 2'

Y de las muertes cutres no se libran ni los amos y señores del género. Si bien 'Halloween 2' no está dirigida por John Carpenter, como la película original, el guión sí que tiene su autoría. Esta película, protagonizada por Jamie Lee Curtis, a la que podemos ver hoy en día en la maravillosa 'Scream Queens', fue uno de los grandes hits de Universal en los años 70 y no podía quedar sin secuela.

El asesino Michael Myers no está muerto a pesar de haber recibido seis tiros en la primera película y busca venganza contra el personaje de Curtis, la cual se encuentra recuperándose en el hospital. Myers, como no tiene otra cosa que hacer, se encarga de desangrar a medio hospital y provocar así una de las muertes más absurdas del cine de terror.

Bueno, siendo honestos, en esta escena no muere. Según la versión que veas el personaje o sobrevive o muere cinco minutos después del susto en un coche.

4 'Zombeavers'

Este mismo año el cine nos dejaba una "obra maestra atemporal" del género slasher. Y es que, si que los enemigos fueran pirañas te parece un poco cogido por los pelos, espérate a ver 'Zombeavers', donde una horda de castores zombies se encargan de hacer imposible la supervivencia a un grupo de jóvenes que se van de vacaciones a una casa rural.

Estos castores se encargan de "infectar" a los humanos con su letal mordisco y estos se convierten en una amenaza cual perro con la rabia. Así, con los ojos en blanco y con un nuevo par de paletas en su dentadura, estos jóvenes buscarán la sangre de sus amigos, los cuales no tienen el menor reparo en aplastarte la cabeza con el coche como si fuera una sandía.

5 'Jack Frost: the world's most pissed off snowcone'

Típica escena de película de terror. Una chica de buen ver decide darse un baño. La hemos visto enfrentarse a Freddy Kruger en sus peores pesadillas pero ahora es el turno de que se enfrente a... Jack Frost, un muñeco de nieve con ganas de sangre.

Sé exactamente lo que estáis pensando. ¿Cómo puede un muñeco de nieve ir cargándose gente? Bueno, en este caso se cuela en el agua con la que la chica se está dando un baño. Primero aparece la zanahoria así de improviso, como si la muchacha se hubiera hecho caca. Y después el agua se empieza a congelar hasta dar forma al muñeco que se encarga de matar a la muchacha. "Looks like Chritsmas came earlier this year!", no podía faltar el chiste final del muñeco.

6 'Dead Snow 2' ('Zombies Nazis 2')

Porque sí, existen no una sino dos películas basadas en el pretexto de muertos vivientes nazis. Fantástico,  ¿verdad? La primera película incluso se toma en serio su propio argumento, pero su secuela ya pasa al terreno del chascarrillo.

Y es que nadie puede huir de una amenaza tan letal como son los nazis zombies. Estos no solo se encargan de destrozar el plácido desayuno familiar, sino que si estás paseando a tu abuela en silla de ruedas, también se encargarán de aplastarle la cabeza con la bota (porque tú has sido un cobardica y has salido huyendo dejando a la pobre señora desvalida). Pero no solo eso, sino que si paseas a tu bebé en su cochecito, el mismísimo Hitler vuelto a la vida se encargará de hacerte salir volando con un disparo desde su tanque. Arte cinematográfico en mayúsculas.

7 'Troll 2'

Pero si hablamos de arte en el cine tenemos que hablar sí o sí de 'Troll 2'. Considerada como una de las peores películas de la historia, la cinta dirigida por Claudio Fragasso se ha convertido en un título de culto. Y es que nadie comprende cómo pudo salir mal.

En primer lugar, el guión está escrito por el propio Fragasso y su mujer, dos italianos con el B1 de inglés. En segundo lugar, fue grabada con un equipo técnico totalmente italiano que no entendía nada de la lengua de Shakespeare. En tercer lugar, los actores eran americanos, concretamente gente escogida al azar del pueblo de Utah en donde se grabó el "film". En cuarto lugar, esos actores reconocieron más de una falta gramatical y de expresión en el guión de la película, cuyo director se negó a cambiar.

Y finalmente en quinto y último lugar, la película cuenta la historia de unos goblins vegetarianos que buscan convertir a las personas en verduras para comérselas.  Una mezcla entre fantasía ochentera y terror del malo que provoca un cóctel de risas hasta cuando los goblins empalan a uno de los protagonistas. Porque sí, la peli se llama 'Troll 2' pero en ella no aparece ningún troll.

Comentarios