Buscar
Usuario

Noticias

Muere abatido por la Policía Nacional un hombre que iba a irrumpir con un cuchillo en un ambulatorio de Madrid

El hombre portaba un gran cuchillo de cocina y amenazaba a los transeúntes tras irrumpir con el cuchillo en el centro de salud.

Muere abatido por la Policía Nacional un hombre que iba a irrumpir con un cuchillo en un ambulatorio de Madrid Muere abatido por la Policía Nacional un hombre que iba a irrumpir con un cuchillo en un ambulatorio de Madrid

Foto: Policía Nacional

Un hombre ha muerto tras ser abatido a disparos por la Policía Nacional después de intentar matar a uno de los agentes, frente al centro de salud de la calle Benimanet, en el número 34, en el barrio de San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde).

El varón, de alrededor 40 años, era una persona sin hogar que padecía problemas mentales graves y que no había recibido el tratamiento necesario para su patología. Ya había causado lesiones a otros funcionarios en los dos últimos años, según publica el diario ABC. Cuenta con tres antecedentes por atentado a agente de la autoridad en 2021 y uno más, por el mismo delito, en 2020.

Los hechos han ocurrido poco antes de las diez de la mañana. El hombre estaba en la vía pública con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones. Había amenazado con matar a las personas que se encontraba.

Fue en ese momento, cuando el 091 comenzó a recibir varias llamadas de los presentes. Los responsables del centro de salud decidieron inmediatamente cerrar sus puertas para evitar que se colara y generara una masacre.

Ante la extrema violencia de la situación, varias patrullas de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Usera-Villaverde llegaron a la zona para intentar que el hombre cesara con su actitud. Sin embargo, no atendió a las órdenes de los agentes ni al hecho de que desenfundaran sus armas reglamentarias.

Abatido

El hombre se lanzó, en ese momento, sobre uno de los agentes con el objetivo de matarle. Le ha llegado a agredir con el arma blanca, provocándole un corte en una mano y contusiones sin gravedad. En ese momento, han disparado al atacante para reducirlo.

Sin embargo, los policías utilizan balas de calibre 9 milímetros semiblindadas, que evitan que atraviesen el cuerpo, por lo que no causan la muerte. Se intentó, con ello, repeler el ataque. Sin embargo, el hombre ha continuado atacando, momento en que los compañeros del policía, para evitar que lo matase, han disparado en, al menos, tres ocasiones.

Cuando el Samur-Protección Civil ha llegado a la zona, el hombre todavía tenía sus constantes vitales, pero muy débiles y finalmente ha fallecido. Ahora se abre una doble investigación, sobre el ataque en sí y el protocolo seguido por la Policía Nacional para abatirlo.

Artículos recomendados

Comentarios