Buscar
Usuario

Noticias

Los movimientos de John McAfee en Cataluña antes de su muerte

Las redes sociales del creador del famoso antivirus dan buena cuenta de su peculiar vida antes de su muerte en una cárcel de Barcelona.

Los movimientos de John McAfee en Cataluña antes de su muerte Los movimientos de John McAfee en Cataluña antes de su muerte

Foto: GTres

La muerte de John McAfee en una prisión de Cataluña ha sido noticia en todos los medios de comunicación. Pero ha dejado una incógnita. ¿Qué había pasado previamente con el fundador del popular antivirus?

Para conocer sus movimientos, simplemente había que recurrir a sus perfiles en redes sociales, puesto que es allí donde relataba todos sus movimientos, salvo alguna (quizás) mentira o intento de despiste, contando cómo había sido su último año y medio.

McAfee relato que había viajado hasta Tarragona para visitar a unos amigos y, en ese momento, se quedó atrapado por el confinamiento decretado pro la pandemia. La policía, sin embargo, cree que asentó allí su campo base, desde el que se movía por toda Europa. Las autoridades creen que vivía en un hotel semiabandonado de Cambrils, el Daurada Park. Precisamente, dos años atrás y en una inspección administrativa, los Mossos habían encontrado una fábrica de criptomonedas.

La duda sobre si eligió este lugar para retirarse y vivir del negocio de la criptomoneda está ahí. No presentó declaraciones a Hacienda entre 2014 y 2018, motivo por el que fue ordenada la extradición de McAfee y todavía pesa una segunda petición de Estados Unidos a la Audiencia Nacional, todavía embrionaria, donde le acusan de ganar dinero con las criptomonedas sin declararlo.

Su entorno niega que estuviera relacionado con las personas rusas que compraron el Hotel Daurada Park, un antiguo lugar popular en la zona, con una gasolinera en la que todo el mundo se paraba a repostar y que se devaluó cuando construyeron una autovía, ya que obliga ahora a desviarse. McAfee vivía, en teoría, allí y los seguidores identificaban el hotel por las fotos que subía a redes sociales. Dicho hotel está ahora cerrado y custodiado por un vigilante.

Juego con seguidores

Mcaffe siempre dejaba pistas en las redes sobre su paradero "Mcaffe siempre dejaba pistas en las redes sobre su paradero"

Durante su periplo, McAfee se dedicaba a enviar juegos a sus seguidores para que adivinasen dónde se encontraba. Uno de ellos le dijo que estaba en Cambrils, algo que él no respondió. Luego, en enero de 2020, subió una foto en Salou con dos amigos, asegurando que viajaba a Cataluña con frecuencia porque tenía allí amigos.

La pandemia le sorprendió en Tarragona en el mes de marzo, con fotografías de supermercados vacíos y rótulos en catalán que evidencian su posición geográfica. Intenta viajar a Alemania, donde se puede pasear por la calle sin mascarilla y critica los confinamientos aprobados en España. Pero no puede viajar.

En julio recibe la notificación de Interpol para ser detenido por evasión fiscal. En redes juega a estar en varios lugares del mundo, aunque algunos fallos le delatan, como las botellas de agua Bezoya o la playa de La Pineda en Tarragona. Sin embargo, consigue salir con un vuelo privado desde Reus hacia el extranjero.

Sin embargo, vuelve. El 3 de octubre termina detenido, cuando tenía la intención de irse hacia Estambul, momento en el que salta la orden de detención internacional y la Policía le lleva encarcelado hasta la fecha. Declaró en la Audiencia Nacional y luego ingresó en la prisión de Brians 2, en Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona).

Su familia y abogados consideran que no había ningún indicio que llevara a pensar que pensaba en suicidarse, por lo que piden una investigación, máxime, cuando todo ocurrió bajo la tutela de las autoridades, puesto que McAfee era reo.

Mcafee relató su estancia en prisión en Twitter, con varias etapas. Primero, incluso alababa la comida. Después, pasó a un segundo estado más depresivo, llegando a compararse con Epstein, afirmando que si le encontraba como él, no sería su culpa. Meses después afirmó que si quienes redactan las leyes tuviesen que pasar "un solo día en prisión" antes de redactarlas", "las penas por los crímenes no violentos serían drásticamente menos severas".

Dos meses antes de ser encontrado muerto en su celda, escribió lo siguiente: "Llevo casi siete meses encarcelado en Cataluña. No hablo catalán y poco español, por lo que el contacto humano es limitado. No hay distracciones, no hay escapatoria de la soledad, del vacío, de mí mismo. Este ha sido el período más difícil de mi vida".

Artículos recomendados

Comentarios