Buscar
Usuario

Noticias

Mikel Lejarza 'Lobo' confiesa que "una facción de ETA tiene ganas de volver a las armas"

Conocido como 'El Lobo', fue él quien consiguió en 1975 la captura de la cúpula de ETA, y así lo cuenta en sus memorias.

Mikel Lejarza 'Lobo' confiesa que "una facción de ETA tiene ganas de volver a las armas"

'Yo confieso. 45 años de espía', es el título que reciben las memorias de Mikel Lejarza, un infiltrado de la Policía que dio uno de los mayores golpes a la banda terrorista ETA en el año 1975. Desde entonces, su cúpula siempre ha guardado una bala dedicada a él, situándolo como uno de sus objetivos prioritarios. 

En sus memorias, se cuenta en primera persona cómo Lejarza metió una pistola en la boca de un juez en 1980. Con ello, buscaba amenazarle por decir que si la Guardia Civil se hubiera dejado las armas en Madrid, "aquí no pasarían muchas de las cosas que pasan"

Aquellos eran los años de plomo y así se muestran en este libro que ya es best seller y alcanza su quinta edición. Un texto coescrito por el protagonista y Fernando Rueda, en el que se cuenta la verdad de 'El Lobo', como era conocido este espía, que según cuentan, poco tiene que ver con el Lejarza de la película que se hizo con su seudónimo. Según Rueda, "nunca se fue a las Bahamas a una vida de lujo, sino que estuvo 15 años más persiguiendo etarras, se infiltró en el mundo empresarial, en el narcotráfico, el yihadismo...". 

Ahora, ambos autores ha concedido una entrevista para ABC, en la que comentan cuál es la situación actual del movimiento terrorista. Para romper el hielo de la conversación, una de las primeras declaraciones de Lejerza hace referencia a una frase del libro en la que él mismo pone en duda el final de ETA: "Terminó la época de los asesinatos masivos. Pero ETA en sí no ha terminado aún porque el odio está in crescendo", a lo que añade: "están ahí con el propósito de en cualquier momento volver a coger las armas". 

Se pudo acabar con ETA antes

Lejarza considera que se pudo acabar con la banda en varias ocasiones, incluso cuando él estaba infiltrado. Al respecto, él considera que"la Guardia Civil ha tenido oportunidades de acabar con ETA, y estoy seguro que el Servicio de Inteligencia ha tenido ocasiones, pero entramos en el terreno de la política y por tanto en el de los intereses". En este sentido también hace referencia al PNV, como uno de los principales beneficiados: "Hubo un conato en los 80, cuando ETA llega a asesinar a gente suya que quería dejarlo, no se lo permitían". 

Además, también se le pregunta por los rumores que confirman que él facilitó datos con sucesivos gobiernos para grandes detenciones como la de Smith o la de Ternera, a lo que él reconoce que "es vox populi dentro de los Servicios de Información". Así Lejerza explica: "Yo no puedo decir que este u otro gobierno, todos han tenido intereses y todos han pactado con ETA. Decir otra cosa sería mentir". 

Portada del libro que cuenta las memorias de Mikel Lejarza, 'El Lobo' "Portada del libro que cuenta las memorias de Mikel Lejarza, 'El Lobo'"

El vínculo con Puigdemont

Entre otros delicados temas, Lejarza y Rueda explican cómo evitaron que la banda terrorista Terra Lliure actuara en los Juegos Olímpicos de Barcelona y sitúa a Carles Puigdemont en la órbita de esta banda en aquellos años. Sobre este tema, 'Lobo' responde que es un aspecto del que no se puede hablar, que lo que se cuenta en el libo es solo una reflexión sobre "¿por qué no había ningún miedo a ETA?"

Rueda opina que "estaban obsesionados con acabar con Terra Lliure, pero no con que ETA cometiera atentados", y Lejarza matiza que "en Terra Lliure, Puigdemont era uno más. El problema es que Puigdemont siempre huye, y entonces huyó como ahora... lo que me da qué pensar".

Volvería a hacerlo siempre que sea por el bien de los demás

La conversación termina con una alusión  a la reflexión de Mamen, la esposa del protagonista, que vivió su encarcelamiento, sus mil identidades... En el libro se culmina con su propia experiencia, y a partir de esta, le preguntan a Lejerza que si teniendo en cuenta todo lo que ella cuenta, volvería a hacer lo que hizo. Él mismo confiesa que han pasado "momentos dificilísimos", pero "a día de hoy digo que volvería a hacerlo siempre que sea por el bien de los demás". Y sentencia: "espero no tener que pensar de otra manera dentro de un tiempo". 

Artículos recomendados

Comentarios