Buscar
Usuario

Política

Manifestarse contra VOX o la bandera feminista son "indicadores de polarización", según los Mossos

Llevar una bandera feminista o gritar "fuera fascistas de nuestros barrios" son también considerados "polarización" según la Policía.

Manifestarse contra VOX o la bandera feminista son "indicadores de polarización", según los Mossos Manifestarse contra VOX o la bandera feminista son "indicadores de polarización", según los Mossos

Foto: CordonPress

El pasado mes de septiembre de 2020 tuvo lugar una concentración que impidió que Ignacio Garriga y Rocío de Meer, diputados de VOX en el Congreso, pudieran visitar el barrio barcelonés de El Raval, al cuál se habían acercado para "conocer de primera mano la creciente inseguridad y delincuencia que sufren los vecinos de la zona".

La protesta se produjo tras las declaraciones de Rocío de Meer en las que aseguraba que El Raval era un "estercolero multicultural", algo que enfureció rápidamente a los sindicatos del barrio que llamaron a boicotear su visita, considerando que se trataba de una provocación al tratarse de una de las áreas con mayor tasa de población migrante de la ciudad, estrategia que el partido ya había llevado a cabo en otros distritos similares del país.

El caso terminó con VOX presentando una denuncia por delito de odio contra siete vecinos del barrio, para los cuales pide seis años de cárcel. La Fiscalía en cambio no pide ninguna pena de prisión para los autores pero sí que reclama una sanción económica y considera que hay "agravante por discriminación ideológica hacia el partido".

Ahora, tanto la Policía como los Mossos d'Esquadra han analizado la protesta y, a través de vídeos e imágenes del acto, han elaborado varios informes donde se recogen varios puntos de "polarización" observados en la concentración. La sorpresa es que para los cuerpos policiales entre estos indicadores se encuentra llevar una bandera feminista, acudir a una manifestación contra VOX o gritar "fuera fascistas de nuestros barrios".

Los indicadores

Los informes llevados a cabo por los dos cuerpos de seguridad y a los que ha tenido acceso El Diario concluyen que los acusados se ampararon en el "etnocentrismo ideológico" y en la "creencia de que cualquier recurso es válido para defender sus convicciones" y establecen varios elementos para llegar a estas conclusiones.

Entre estos elementos se encuentran los "comentarios vejatorios" que sufrió el partido político, según cuenta el informe. Entre estos comentarios se encuentran tanto cánticos como "El Raval será la tumba del fascismo" o "Fuera fascistas de nuestros barrios" a expresiones como "Fuera nazis" o "Fuck VOX"

Otro de los elementos señalados por la Policía como indicadores de polarización son las banderas que llevaban los acusados en el momento de la manifestación, llegándose a señalar tres banderas: la primera una bandera "totalmente roja, símbolo asociado al comunismo y sindicalismo marxista", la segunda una "violeta, identificativa de la reivindicación feminista", y la tercera una bandera negra "representativa de la lucha antifascista".

Otro de los indicadores que los cuerpos de Policía han señalado han sido la presencia de los acusados en anteriores manifestaciones en contra de VOX. Los cuerpos de seguridad, que han analizado las redes sociales de los protagonistas del acto, consideran que la actitud producida en el acto "no es de extrañar" debido a la experiencia de estos individuos en anteriores protestas del mismo estilo.

Así pues, la Policía considera que los acusados "participan en diversas actuaciones de reivindicación social en contra del fascismo y el racismo" y que, aunque no se puede relacionar con ningún grupo radical o violento, sí que consideran un indicador de polarización que los acusados jueguen "un papel relevante en acciones de movimientos sociales y reivindicativos contra el fascismo y el racismo", según dicta el informe.

Artículos recomendados

Comentarios