Buscar
Usuario

Noticias

Una madre mata a sus dos hijos metiéndolos en el horno

Ha tenido lugar en Atlanta, Estados Unidos, donde una joven madre ha asesinado a sus hijos de uno y dos años.

Hay noticias que demuestran que las personas son impredecibles y que hay situaciones que pueden llevarnos a extremos insospechados, como precisamente esta, en que una madre ha decidido acabar con la vida de dos de sus hijos introduciéndolos en un horno.

Los hechos tuvieron lugar en la ciudad de Atlanta, Estados unidos, y la protagonista fue Lamora Williams, una mujer de 24 años que pueso fin a la vida de sus hijos, Ja'Karter Penn y Ke-Yaunte Penn, de uno y dos años respectivamente.

Ocurrió la madrugada del pasado viernes, y aunque aún se está investigando el relato exacto de los hechos, la mujer se encontraba en casa con sus tres hijos cuando decidió asesinar cruelmente a dos de ellos.

Un crimen vengativo

Foto publicada por Jameel Penn en su campaña en GoFundMe "Foto publicada por Jameel Penn en su campaña en GoFundMe"

El motivo del crimen es la ruptura de Lamora y el padre de sus hijos, Jameel Penn, que hacía tres meses había decidido poner fin a la relación sentimental que mantenían, algo que su expareja no había conseguido superar.

Para vengarse de Jameel, Lamora quiso asesinar a sus hijos de una forma totalmente inhumana. Según los informes policiales, introdujo en el horno encendido a Ja'Karter y Ke-Yaunte Penn durante horas, provocándoles las quemaduras y heridas que les causaron la muerte.

Acto seguido, sin ningún tipo de escrúpulos, decidió llamar al padre de las víctimas y contarle lo que acababa de hacer sin mostrar ningún signo de arrepentimiento. Quería disfrutar del dolor que la noticia le inflingía a su ex y que experimentase el sufrimiento que le había provocado cuando la dejó.

Posterior detención

Fuentes cercanas a Lamora aseguran que se encontraba mentalmente muy inestable "Fuentes cercanas a Lamora aseguran que se encontraba mentalmente muy inestable"

Justo tras recibir la llamada, Jameel Penn avisó a la policía de lo ocurrido, que se presentó en la vivienda de Lamora. Ahí encontraron los cadáveres de los dos niños quemados y también al tercer hijo, que estaba ileso.

La madre fue arrestada y trasladada a comisaría. Trató de alegar su inocencia diciendo que era un familiar quien se encontraba a cargo de los pequeños, una coartada que fue descartada desde el principio.

Ahora se encuentra en la cárcel, acusada de maltrato infantil y dos delitos de homicidio. Estos cargos le serán expuestos en unas semanas en un juicio, donde se establecerá la pena que deberá cumplir.

La madre de Lamora no ha dudado en hablar sobre el caso de su hija. Ha contado que sabía que su hija no había superado la ruptura con Jameel y que temía que pudiese hacerse daño a ella misma, además también había empezado a temer por la vida de los chicos.

El padre, por su parte, ha abierto una campaña para recaudar fondos en GoFundMe, en la que explica brevemente su historia y expone que quiere hacer todo lo que esté en su mano para luchar contra el maltrato infantil.

Artículos recomendados

Comentarios