McDonald's lanza palitos de mozzarella sin un ingrediente principal: la mozzarella

McDonald's lanza palitos de mozzarella sin un ingrediente principal: la mozzarella

La compañía se disculpa tras recibir un aluvión de quejas en las redes sociales de sus nuevos palitos rellenos de aire.

Vida David Prieto González David Prieto González 30 Enero 2016 19:23

McDonald's puso a la venta el pasado mes de diciembre en Estados Unidos un nuevo plato en su menú con la idea de variar la oferta más allá de las hamburguesas. Se trata de palitos de mozzarella. Sin embargo, la compañía está recibiendo multitud de quejas de usuarios acusando a la cadena de comida rápida de servir palitos de mozzarella sin un ingrediente crucial: el queso

La imagen corporativa de los palitos de mozzarella "La imagen corporativa de los palitos de mozzarella"

Las redes sociales como Twitter e Instagram se han llenado de fotos de los ya famosos palitos de mozzarella huecos, sin absolutamente nada de sustancia dentro. Como siempre, hay usuarios que se lo han tomado con humor mientras otros muestran su más profundo cabreo.

La situación está siendo bastante catastrófica para la imagen de la empresa porque coincide que es la primera vez que la marca decide sacar este tipo de palitos en EEUU (la competencia los lleva teniendo desde hace mucho tiempo). Se trata por tanto de una campaña de lanzamiento nefasta.

Ante toda esta serie de críticas, McDonald's respondey asegura que "creemos que el queso se fundió durante la cocción en nuestras cocinas", aunque reconoce que dichos palitos huecos "no debieran de haberse servido". La compañía de cómida rápida "pide perdón a cualquier cliente que haya podido verse afectado. Estamos trabajando para resolver este problema en nuestros restaurantes".

Quizá haya tenido también que ver con la política de precios ultra-competitivos. En este caso, tres palitos de mozzarella se venden por 1 $. Quizá no dé para incluir demasiado queso y sólo el pan rallado con olor a ajo.

Hasta que decidan arreglarlo, habrá aire frito en las mesas de bastantes estadounidenses.

Comentarios