Buscar
Usuario

Vida

6 lugares que esconden fenómenos paranomales en España

Si te gustan las historias de miedo y sumergirte entre espíritus, no puedes dejar de visitar estos lugares paranormales.

6 lugares que esconden fenómenos paranomales en España

No hace falta salir de España si estás buscando emociones fuertes y experiencias paranormales. Lugares encantados en los que vagan espíritus, sonidos inexplicables de campanas que hace años no existen o apariciones misteriosas son algunas de las experiencias a las que tendrás que hacer frente si decides visitar alguno de estos sitios que a continuación te proponemos:

1 Hospital del Tórax de Terrasa (Barcelona)

Un antiguo hospital en la localidad barcelonesa de Terrassa que sirvió para acoger a pacientes con enfermedades respiratorias entre 1952 y 1997. El edificio no solo cuenta con apariciones y fenómenos inexplicables, sino con datos demoledores. Y es que la prensa de la época ya hablaba de uno de los hospitales con mayor índice de suicidios de todo el país, con pacientes que sufrían una psicosis incurable que les hacía arrojarse al vacío desde la novena planta hasta la Jungla, como era apodado el jardín.

No pocos fueron los que visitaron el edificio cuando fue abandonado y en 2003 un grupo de jóvenes encontraron unos fetos humanos aún conservados en formol; sin embargo, parece que ya nada queda de ello y actualmente se ha convertido en el Parque Audiovisual de Cataluña.

2 Preventorio de Aguas de Busot (Alicante)

Se dice que el marqués de Borch perdió el grandioso complejo del Hotel Miramar, nombre con el que fue ideado, en una partida de póker. Así fue cómo este balneario pasó a ser un sanatorio para tuberculosos durante la Guerra Civil hasta el fin de la enfermedad, cuando el edificio fue abandonado totalmente. 

El lugar se ha convertido desde su abandono en un templo de lo oscuro y muchos han podido sentir fuerzas misteriosas que recorren las habitaciones y los túneles subterráneos que fueron usados durante la guerra. Apariciones que ponen los pelos de punta.

3 Psiquátrico abandonado de Navacerrada (Madrid)

Cuando hablamos de sanatorios siempre nos imaginamos lugares desangelados y llenos de personas al borde de la desesperación más absoluta. Por ello, en nuestro país, gran parte de estos centros se encuentran abandonados y nadie los rehabilita o derriba: no quieren construir sobre el mismo terreno.

Este es el caso del Sanatorio del Santo Ángel o de la Barranca, ubicado en Navacerrada y que lleva más de veinte años abandonado en medio de una montaña. Su apariencia es digna de películas de terror en donde habitan seres fallecidos o cucarachas y ratas. 

La Barranca fue contriuda a cargo del Ministerio de Sanidad en 1941 pensada como sanatorio para curar a tuberculosos ya que el aire de la sierra resultaba óptimo para tratar a los enfermos. Sin embargo, este centro dejó de funcionar a medida que los avances médicos llegaban a España. De este modo, el centro pasó a ser un centro psiquiátrico pero cerró en 1995. 

Por tanto, la leyenda aumenta. Algunos lugareños han llegado a decir que han escuchado voces en mitad de la noche o incluso gritos desgarradores. Otros cuentan que han visto figuras de personas en las ventanas sin cristales o luces en los pasillos. Sin embargo, todavía nadie ha demostrado nada, así que quién sabe si Iker Jiménez tiene que acudir a la Barranca para resolver otro misterio o simplemente nos gusta difundir leyendas. 

Sanatorio de la Barranca "Sanatorio de la Barranca"

Aunque, para los creyentes más acérrimos, no cabe duda: se trata de un lugar peligroso no sólo por lo expuesto, sino también porque ha sido escenario de rituales satánicos o de experiencias paranormales como numerosos intentos de conectar con el más allá. Y es que los restos de velas y pintadas son prueba de ello.  

4 La necrópolis de Ochate (Burgos)

Un pueblo marcado por la desgracia. Tifus, viruela y cólera mermaron la población. Los cuerpos de los cadáveres amontonados se enterraron en el centro del pueblo, convirtiendo a Ochate en una pequeña necrópolis. Los expertos en fenómenos paranormales aseguran que allí se suceden misteriosas actividades y avistamientos. Relatos dignos de una película de terror alrededor de la única construcción que aún se mantiene en pie, la torre de la iglesia de San Miguel.

5 Las caras de Bélmez de la Moraleda (Jaén)

En 1971 afloraron del suelo de la cocina de la casa del número 5 de la calle Real en Bélmez de la Moraleda (Jaén) unas manchas con forma de rostro. Desde ese momento, caras de personas que ya no existen o "teleplastias" no dejaron de aparecer y desaparecer por toda la casa. Durante décadas, incluidos períodos en los que estuvo precintada cerrada a cal y canto, no dejaron de aparecer rostros una y otra vez.

Algunas pruebas químicas han demostrado que varias de ellas fueron provocadas intencionalmente, pero muchos científicos y parapsicólogos no han sabido dar respuesta a las que surgieron de forma natural y, sobre estas, sí que hay constancia de que nadie las pintó. Así pues, mientras para unos es un gran fraude, para otros es uno de los lugares más encantados de España. Sea como sea, la historia de las caras de Bélmez es realmente inquietante.

6 Belchite (Aragón)

En la provincia de Zaragoza se encuentra el pueblo abandonado de Belchite, donde resuenan todavía tambores de guerra, concretamente de la Guerra Civil española. Después de que el conflicto finalizara, se decidió construir un pueblo nuevo al lado de las ruinas para que nadie olvidase la barbarie de la batalla.

Así pues, en esta localidad, que conserva los desperfectos surgidos por los bombardeos y la metralla de una de las batallas más cruentas que se vivieron en aquella época, hay quienes aseguran que aún se oyen voces entre los conventos abandonados de San Rafael y San Agustín y el sonido de unas campanas que ni siquiera existen. Actualmente, puedes visitar esta fantasmagórica ciudad a través del servicio de visitas guiadas de la Oficina de Turismo de Belchite. ¿Te atreves a hacerlo de noche?

Artículos recomendados

Comentarios