El día de la Lotería es mucho más divertido desde que existe Twitter

El día de la Lotería es mucho más divertido desde que existe Twitter

Antes el 22 de diciembre era un día aburrido con la radio de fondo machacándote la cabeza. Twitter ha hecho de la Lotería de Navidad algo divertido.

Vida David Carro David Carro 22 Diciembre 2015 12:31

¡Cuánto ha cambiado Twitter nuestras vidas! El pajarito azul permanece siempre atento a todo lo que pasa en el mundo: si Ahora Madrid twittea por error, la red se llena de quejas; si hay un elecciones generales, la red se llena de memes; si una madre decide utilizarla para preguntar por los juguetes sexuales de su hijo, la red se parte de risa.

Ver la tele ahora es mucho más entretenido porque puedes comentar en el momento todo lo que ocurre y, además, no dependes de que los plastas de tus amigos vean lo mismo que tú. Quitando los días en los que te levantas y hay un santo o una virgen que es TT, cada día y cada suceso son mucho más entretenidos desde la llega de Twitter. Y un gran ejemplo de ello es la Lotería de Navidad.

Antes te levantabas y tenías a tu madre en la cocina con el transistor a todo trapo para que se escuchasen los números de la lotería por toda la casa. Una ardua mañana entera con los niños de San Ildefonso cantando los premios y taladrándote la cabeza. Ahora, sin embargo, se vive de una manera diferente.

Para empezar, la gente se viste para la ocasión.

Y más de uno hace esfuerzos para protagonizar el mayor número de tweets posible.

Con lo que le ha costado a Manuela hacerse el disfraz, ¡como para quedarse fuera del Teatro Real!

Los niños de San Ildefonso siguen siendo los protagonistas.

Y si eres uno de los escasos afortunados, tienes a más gente que se alegrará por ti.

En realidad, no.

Aunque cuidado con lo que te toca.

Pero como no te toca (porque no te toca) puedes compartir tu agonía con el resto de twitteros.

Al final te aburres de tanto niño y de no entender por qué si dicen "mil euros" a ti solo te tocan cien.

Lo malo es que ahora tienes que aguantar a los ganadores en la otra punta del país restregándote a la cara que han ganado el gordo.

Antes, apagabas la tele y plin.

Pero siempre te quedará el amor, la salud... y el humor.

Comentarios