Buscar
Usuario

Noticias

La llamada en la que la mujer de un soldado ruso acepta que viole a mujeres ucranianas: "Solo usa protección"

Los servicios de seguridad ucranianos interceptaron la conversación telefónica entre un militar ruso y su esposa.

La llamada en la que la mujer de un soldado ruso acepta que viole a mujeres ucranianas: "Solo usa protección"

Los servicios de seguridad ucranianos han interceptado una llamada telefónica entre un soldado ruso y su esposa en la que se puede escuchar cómo acepta que pueda violar a mujeres ucranianas, según una investigación de RadioFreeEurope/RadioLiberty.

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU) interceptó la llamada entre la pareja, que tiene alrededor de 20 años, a principios de abril en la región de Jersón, en Ucrania, según publica RFE/RL. En un extracto de la llamada, difundido por la SSU y analizado por RFE/RL, se puede escuchar a la mujer dando el visto bueno a su marido para cometer crímenes de guerra. "Ve allí, viola a mujeres ucranianas y no me digas nada".

"¿Entendido?", le pregunta. Más adelante, en la conversación, se la escucha reír antes de que el hombre, un soldado ruso, le pida su permiso explícito seriamente para violar mujeres: "Sí, lo permito", responde la mujer. "¡Solo usa anticonceptivos!".

De origen ruso e instalados en Crimea

La investigación de RFE/RL averiguó que Roman Bykovsky, de 27 años y su esposa, Olga Bukovskaya, cuyo apellido de soltera es Pinyasovaya, eran la pareja detrás de la llamada en la que se hablaba sobre violaciones masivas a mujeres ucranianas por parte de soldados rusos.

Ambos nacieron y se criaron en Oriol, Rusia, una ciudad situada a unos 350 kilómetros al suroeste de Moscú. Los Bykovsky se mudaron a Crimea unos años después de que Rusia arrebatara la península a Ucrania. Las publicaciones en las redes sociales de la madre de Bykovsky, Irina Bykovskaya, muestran que él es miembro de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Roman y Olga, en una fotografía difundida en redes sociales
Roman y Olga, en una fotografía difundida en redes sociales RRSS

Cuando fue contactado por RFE/RL, Bykovsky confirmó su identidad y dijo que estaba en Sebastopol, el puerto de Crimea donde Rusia ha establecido su flota en el Mar Negro. Sin embargo, negó ser el hombre de la llamada. Olga Bykovskaya confirmó que su esposo estaba allí y que había sido herido, por lo que estaban tratando en un hospital cuando RFE/RL la contactó.

Ninguno de los dos respondió más preguntas. A pesar de la negativa de Bykovsky, su voz y la de su mujer coinciden con las escuchadas en la llamada interceptada por los servicios de seguridad ucranianos, informó RFE/RL. El soldado no ha sido acusado de violación y no se han presentado cargos contra la pareja hasta el momento.

Alrededor de 25 niñas y mujeres de 14 a 24 años fueron violadas sistemáticamente durante la ocupación en el sótano de una casa en Bucha, según la defensora del pueblo ucraniana para los derechos humanos, según BBC News. Kira Rudy, parlamentaria ucraniana, dijo a CBS News que las violaciones "ocurren sistemáticamente" en las áreas ocupadas por los rusos.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar