Buscar
Usuario

Noticias

Un líder de la Iglesia ucraniana, positivo en Covid tras culpar al matrimonio gay del coronavirus

Filaret, líder de la Iglesia más importante de Ucrania, da positivo en la enfermedad tras señalar a la comunidad LGTBI como responsable.

Un líder de la Iglesia ucraniana, positivo en Covid tras culpar al matrimonio gay del coronavirus

El Patriarca Filaret, líder de la Iglesia Ortodoxa en Ucrania de Kiev (una de las congregaciones más importantes del país) ha dado positivo en coronavirus tras asegurar que este virus era un "castigo divino" de Dios al matrimonio igualitario.

El jefe del Patriarcado de Kiev, de 91 años, fue hospitalizado después de dar positivo y haber sido ingresado con un cuadro de neumonía desarrollado por el patógeno SARS-CoV-2.

La Iglesia de Kiev ha emitido un comunicado donde confirma el resultado de su PCR: "Informamos que, durante las pruebas realizadas, su santidad el patriarca Filaret de Keiv y toda Ucrania ha dado positivo por COVID-19", rezaba el escrito, que concluía: "Ahora su santidad obispo está recibiendo tratamiento en un hospital".

El patriarca ha dado positivo en coronavirus tras culpar a la comunidad LGTBI "El patriarca ha dado positivo en coronavirus tras culpar a la comunidad LGTBI"

El religioso no ha tenido que recibir la noticia con buen pie, ya que no tuvo problema en culpar a toda la comunidad LGTBI de la aparición del coronavirus y de la crisis sanitaria derivada de este patógeno.

El patriarca destiló una buena dosis de homofobia cuando en marzo, en plena extensión de la pandemia por el Viejo Continente, Filaret afirmó a la televisión nacional ucraniana, Channel 4, que la crisis sanitaria era "el castigo de Dios por los pecados de los hombres, la pecaminosidad de la humanidad". Y, por si había alguna duda, añadió: "Ante todo, me refiero al matrimonio entre personas del mismo sexo".

La declaración del líder religioso provocó un profundo malestar entre la comunidad LGTBI del país eslavo, puesto que temía una nueva oleada de odio entre sus 15 millones de seguidores en un momento en el que la pandemia estaba avivando tensiones.

María Guryeva, portavoz de Amnistía Internacional Ucrania, denunció que estas declaraciones "son muy dañinas porque podrían dar lugar a un aumento de los ataques, la agresión, la discriminación y la aceptación de la violencia contra ciertos grupos".

"Queremos mostrar que ya no hay lugar para este tipo de declaraciones por parte de los líderes religiosos de Ucrania

El grupo activista Insight presentó una denuncia contra el patriarca el pasado 13 de abril, la primera de este tipo que se produce en una nación exsoviética; un avance para la región.

La directora de esta organización, Olena Shevchenko, justificó esta acción en una oleada de avances en un momento en el que el país se aleja cada vez más de Rusia para entrar en la órbita occidental: "Nuestro objetivo es mostrar a la gente que ya no hay lugar para tales declaraciones por parte de los líderes religiosos de Ucrania".

La activista Olena Shevchenko "La activista Olena Shevchenko"

En la querella, el grupo señalaba que el Patriarca estaba transmitiendo información falsa que incitaba al odio. Además, reclamaba que la cadena  que emitió sus palabras recibiera algún tipo de sanción. El líder religioso, por su parte, negó en todo momento haber cometido cualquier tipo de irregularidad.

La oficina de prensa del Patriarcado de Kiev justificó que "como jefe de la Iglesia y como hombre, tiene la libertad de expresar sus puntos de vista, que se basan en la moral". Y amenazaba: "El Patriarcado se reserva el derecho de presentar contrademandas contra aquellos que intentan abusar de las protecciones judiciales para invadir los valores tradicionales de Ucrania".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se vio obligada a salir al paso para aclarar que el matrimonio igualitario no era responsable de la propagación del coronavirus, además de pedir evitar la difusión de información errónea sobre la pandemia.

Artículos recomendados

Comentarios