Buscar
Usuario

Vida

El Ken Humano 'muta': empieza a operarse para convertirse en Jennifer López

El ex Ken Humano, tras un breve paso como Barbie, ahora se ha inyectado nueve litros de silicona en los glúteos para comenzar a ser Jennifer López.

El Ken Humano 'muta': empieza a operarse para convertirse en Jennifer López

Tiene 36 años, pero en este tiempo ya ha pasado por todo tipo de personalidades. Primero fue bautizado como Rodrigo Alves, después empezó para convertirse en el Ken Humano, más tarde optó por ser la Barbie Humana y ahora, siendo rubia y pálida, se prepara para un nuevo cambio: quiere empezar a retocarse para terminar como Jennifer López.

Así lo ha confesado en su última aparición en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, donde ha sido 'cazada' por la prensa tras someterse a su última intervención estética. Con un lujoso equipaje de Gucci y un vestido ajustado negro, Rodrigo Alves (como se sigue identificando en redes sociales) asegura que ahora empezará a oscurecer nuevamente su piel y a aumentar el tamaño de sus glúteos para, poco a poco, convertirse en Jennifer López.

Alves se ha operado en Brasil y se ha gastado nada menos que 33.527 euros en su última operación: inyectarse nueve litros de silicona en los glúteos para aumentar el tamaño de su trasero.

"Tuve un procedimiento estético que me cambió la vida como parte de mi transición, que me dejó con un trasero como J-Lo y las caderas de Kim Kardashian", ha declarado.

Además, ha expresado que este nuevo aspecto más latino le ha llevado a sentirse "sexy por primera vez en la vida". Además, afirma que espera la intervención para cambiar sus genitales masculinos por unos femeninos.

"Se me acumularon grandes cantidades de metacrilato durante una semana y mi cuerpo se transformó en una figura de reloj de arena"

Esta última operación de Rodrigo Alves tampoco ha sido fácil. Como ha detallado ante los medios, "se me acumularon grandes cantidades de metacrilato durante una semana y mi cuerpo se transformó en una figura de reloj de arena".

Alves está feliz. Afirma que realmente nunca se ha sentido "sexy" antes de modificar su anatomía hacia un aspecto más femenino, pero ahora se siente "feroz" en su cuerpo.

"Como hombre, nunca me sentí sexy en absoluto y tenía poca confianza, pero ahora como mujer me siento feroz y es un sentimiento abrumador", ha declarado sobre sus últimas intervenciones.

"Mi vida ha cambiado mucho. No soy la misma persona del año pasado. Mi mente, cuerpo y alma son 100% femeninos", ha reconocido conmovida con la nueva vida en la que espera convertirse en Jennifer López.

Artículos recomendados

Comentarios