Buscar
Usuario

Política

El juez impide a Rajoy declarar por el caso Gürtel a través de un plasma

El presidente del Gobierno tendrá que acudir a los juzgados "como cualquier ciudadano"

No se libra. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tendrá que acudir a la Audiencia Nacional para declarar como testigo durante la jornada del próximo 26 de julio a las 9.30 como testigo por el juicio del caso Gürtel.

La decisión impide que el presidente declara a través de una videoconferencia, tal y como había solicitado. La decisión, no obstante, ha despertado algunas críticas por la elección de una jornada en plenas vacaciones de verano, cuando el consumo de medios de comunicación es más bajo.

Por todo ello, el presidente deberá de comparecer en la sede del tribunal situada en la localidad de San Fernando de Henares, a pesar de que el mandatario tenía la intención de declarar, al menos, en cualquier otra dependencia de la justicia o del Gobierno. Los magistrados han considerado que este lugar es el más indicado para llevar hacia adelante este proceso y además afirman que cuenta con todas las medidas de seguridad necesarias para proteger al presidente del Gobierno en el caso de que se produzca un hipotético ataque.

Sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, donde declarará el presidente del Gobierno por Gürtel "Sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, donde declarará el presidente del Gobierno por Gürtel"

Para tomar esta decisión, los jueces Julio de Diego y José Ricardo de Prada, han considerado fundamental el hecho de que Rajoy no va a comparecer en calidad de presidente del Gobierno, sino como un ciudadano español cualquiera. Llama la atención de la Justicia que Rajoy no tuviese constancia de las gestiones irregulares de sus tesoreros cuando ejercía únicamente como líder del Partido Popular en las dos legislaturas que estuvo en la oposición.

Con este hecho, Rajoy se convierte en el primer presidente del Gobierno que acude a declarar ante la Justicia en el pleno ejercicio de sus funciones. Los magistrados creen, de todas formas, que la situación no afectará a su condición y afirman que adoptarán "cuantas medidas sean necesarias para preservar su imagen institucional".

Por todo ello, finalmente Rajoy no podrá declarar por videoconferencia, aunque no sabemos si su imagen declarando o accediendo a los juzgados verá la luz pública, atendiendo a las medidas anunciadas para "preservar su imagen institucional".

Mientras tanto, Rajoy se muestra tranquilo y completamente dispuesto a cumplir con la medida: "Estoy a lo que dispongan los tribunales", ha afirmado el presidente. El próximo 26 de julio conoceremos todas sus declaraciones.

Artículos recomendados

Comentarios