El juez archiva la causa contra Marhuenda

El juez archiva la causa contra Marhuenda

El director de La Razón había sido imputado por coacciones y pertenencia a organización criminal.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 25 Abril 2017 12:14

El director de La Razón, Francisco Marhuenda, así como el consejero del diario, Mauricio Casals, no continuarán imputados en el marco de la Operación Lezo por las presuntas presiones a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con el fin de proteger la reputación de Edmundo Rodríguez, enlace de Ignacio González en latinoamérica.

El juez de la causa, Eloy Velasco, había imputado a los directivos por supuestas coacciones a Cifuentes tras examinar el contenido de los pinchazos telefónicos a Rodríguez Sobrino. En las conversaciones, el director del diario habla con el consejero delegado sobre publicar informaciones para "hacer pupa" a la jefa de gabinete de la presidenta autonómica, Marisa González. Sobrino aún permanece en prisión dentro del marco de la Operación Lezo, que se ha llevado a importantes políticos madrileños, como el sucesor de Esperanza Aguirre al frente de la Comunidad, Ignacio González.

Según ha relatado el magistrado, la decisión llega después de que la Fiscalía Anticorrupción comprenda que las conversaciones grabadas constituyen"la actuación de dos amigos, Casals y Marhuenda, que tratan mediante mentiras piadosas y paliativas de convencer a Rodríguez Sobrino de que están actuando para que su implicación en el asunto del Canal no avance hacia la proacción de la Comunidad de Madrid". 

El magistrado también considera que durante su declaración como imputado, Sobrino desveló que la actuación de Casals y Marhuenda "era para ayudarle emocionalmente y no para torcer la actuación de colaboración de la Comunidad de Madrid".

Mauricio Casals (izq) junto al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González y el presidente de La Razón, Francisco Marhuenda "Mauricio Casals (izq) junto al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González y el presidente de La Razón, Francisco Marhuenda"

La presidenta madrileña había negado tajantemente la existencia de estas coacciones durante su declaración como testigo en la gestión del Canal de Isabel II, empresa que gestiona las aguas de Madrid. Una opinión que habían refutado su directora de comunicación, Marisa González, que había sido directamente señalada durante la grabación de las conversaciones entre Marhuenda y Casals; así como por el Consejero de la Presidencia regional, Ángel Garrido.

Marhuenda, por su parte, afirmó que "nunca, nunca, nunca" había presionado o coaccionado a Cifuentes. De hecho, llegó a negar completamente la existencia de esas acciones: "La propia presidenta podrá decir que en mi vida la he presionado, que en mi vida he intentado influir en un proceso judicial, para nada", llegó a afirmar en su comparecencia ante el instructor y los dos fiscales Anticorrupción. 

Por su parte, el juez de la causa afirma que las escuchas "tomadas aisladamente" parecían mostrar hechos "más agravados". Así, afirma que "es la actuación de dos amigos que tratan mediante 'mentiras piadosas y paliativas' de convencer a Edmundo Rodríguez de que están actuando para frenar la investigación contra él", afirma.

La Razón "no hizo una campaña especial o muy distinta contra el Gobierno de la Sra. Cifuentes [...] son hechos que no tienen cnsistencia como para encontrar en ellos una sistemacidad y permanencia en la presión que justifiquen las imputaciones".

Mientras tanto, El Español afirma que el grupo Planeta estaría barajando sustituir a Marhuenda por dos ex directivos del diario ABC: Ángel Expósito y José Antonio Zarzalejos. La decisión solo llegaría si "Marhuenda no sobrevive", según podría haber expresado uno de los responsables del grupo empresarial.

Comentarios