Un joven es liberado tras pasar secuestrado dos años por su padre

Un joven es liberado tras pasar secuestrado dos años por su padre

Agentes de la Policía y la Guardia Civil han liberado a un chico de 19 años en Madrid tras pasar más de 14 meses sin salir de la misma estancia de su casa. El secuestrador, su padre, le propinaba palizas.

Noticias 06 Julio 2016 13:57

La Policía Nacional y la Guardia Civil han colaborado en la liberación de un joven que permanecía secuestrado por su propio padre y en su propio domicilio ubicado en la población madrileña de Rivas Vaciamadrid desde hace dos años. Los agentes fueron alertados del suceso gracias al propio secuestrado, de 19 años de edad.

El joven envió un correo electrónico pidiendo ayuda al UFAM (Unidad de Atención a la Familia y a la Mujer) quien comenzó una investigación instantáneamente. El joven proporcionó el contacto de su hermana quien, tras ser preguntada por los agentes, corroboró lo que el secuestrado detallaba en el email. La situación de peligro era tal que cuando los agentes rescataron al chico, lo encontraron con un severo estado de deshidratación, desnutrición y con secuelas producidas por el maltrato físico y psicológico que le había producido su padre desde hace años.

Piso donde habitaba el joven (Policía Nacional) "Piso donde habitaba el joven (Policía Nacional)"

El lugar donde estaba retenido el hijo del secuestrador estaba repleto de basura y elementos que hacían muy difícil la salida al exterior del joven. Es por ello que se pasó hasta 14 meses sin salir siquiera el rellano. Tras bastante esfuerzo, los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil pudieron ver cómo el secuestrado presentaba un cuadro de extrema delgadez así como desorientación. Según él, su padre le propinaba palizas casi a diario y apenas le daba comida o agua potable para subsistir.

El padre fue detenido tras mostrarse con una actitud hostil hacia los agentes aunque ha sido puesto en libertad sin medidas cautelares. Según recogen varios medios, presentaba varios problemas de convivencia desde hacía bastante tiempo con extrañas obsesiones sobre sus vecinos, quienes creía que le "envenenaban el agua" además de creer ser perseguido por la mafia rusa. Tal y como han confirmado los medios, el hijo vivía solo junto al padre ya que tanto la madre como las hijas vivían en otro hogar debido a los malos tratos del padre.

Comentarios