El 'compi yogui' hizo un barrido temiendo grabaciones que involucrasen a la Reina Letizia

El 'compi yogui' hizo un barrido temiendo grabaciones que involucrasen a la Reina Letizia

La Reina Letizia podría verse comprometida por unas grabaciones que estarían en manos del comisario Villarejo.

Las grabaciones realizadas por el comisario Villarejo eran vox pópuli desde, al menos, hace una década. Así lo demostrarían las acciones que el empresario Javier López Madrid habría realizado en aquella época para evitar pruebas que pudieran terminar en una imputación.

El entonces responsable de Inmobiliaria Espacio mandó buscar micrófonos en dos viviendas de la compañía porque creía que alguien había instalado dispositivos de grabación, según confirma el diario El Español de fuentes cercanas al empresario.

La relación de López Madrid con la Reina Letizia era especialmente estrecha. De hecho, cuando comenzó el calvario judicial del empresario, la monarca le envió un mensaje afectuoso en el que mostraba su apoyo y utilizaba el apelativo de 'compi yogui'.

El empresario temía que alguien y, en concreto, Villarejo, pudiera haber obtenido el audio de alguna conversación grabada con la esposa de Felipe VI. Esta era la mayor de sus preocupaciones.

La Casa Real se podría ver seriamente comprometida por estas grabaciones "La Casa Real se podría ver seriamente comprometida por estas grabaciones"

Todo esto se suma a algunas voces que aseguran que el comisario contaría con una grabación en la que Letizia estaría comprometiendo la imagen de la monarquía hasta límites insospechados.

Las viviendas en las que se produjeron los rastreos se encuentran en el madrileño Paseo de la Castellana. Son dos casas de 200 metros cuadrados que OHL habría comprado para reformar y vender posteriormente. Se trata de una de las zonas más exclusivas de la capital. A la espera de encontrar un comprador, la constructora habría empleado esos inmuebles para realizar reuniones comerciales y de representación de los directivos del grupo. 

Temía problemas

Javier López Madrid temía que las conversaciones pudiesen acarrear problemas "Javier López Madrid temía que las conversaciones pudiesen acarrear problemas"

El empresario, que ahora se encuentra imputado en la Operación Lezo, temía que las hipotéticas grabaciones pudieran traer problemas. Y aquí se señalan varias conversaciones, ya sean con la Reina Letizia o con varios socios empresariales.

Las vinculaciones entre el empresario y Villarejo no son ninguna novedad. El comisario, que almacena varios terabytes de información sobre personalidades destacadas de nuestro país, había mantenido conversaciones en 2015 a petición de Madrid. El objetivo pasaba por solucionar el conflicto judicial con la dermatóloga Elisa Pinto.

Las viviendas analizadas no contenían dispositivos de grabaciones. Sin embargo, el diario El Español asegura que el CNI teme que Villarejo utilice como arma arrojadiza varias conversaciones de la Reina. En concreto, una cinta de ambos en la que habría declaraciones, valoraciones y cuestiones de carácter personal que pondrían en jaque a la Casa Real.

Comentarios