Se inserta un niño de 14 meses en la vagina y termina en el hospital

Se inserta un niño de 14 meses en la vagina y termina en el hospital

Latifah Brown se había metido medio niño con el pañal y el pijama puestos.

Noticias 29 Junio 2017 11:37

Latifah Brown es una mujer estadounidense con una afición muy peculiar: le encanta meterse niños de un año y dos meses por la vagina. Algo así como una forma de similar un parto muy tardío pero para adentro. 

El problema de meterte un niño del tamaño de una silla es evidente: quizás entre y no salga. Es lo que le sucedió a Brown, cuando tuvo que llamar a los Servicios de Emergencias para que le ayudasen a expulsar al pobre bebé atascado.

Como se puede evidenciar, los sanitarios creyeron que todo se trataba de un malentenido y lo que realmente iban a atender era un parto. Nada de eso: el niño permanecía enganchado entre pierna y pierna después de que la loca mujer le hubiese insertado con la máxima saña posible.

Cuando los efectivos llegaron definitivamente al lugar, no podían creer lo que estaban viendo: la mujer yacía tirada en el suelo con medio cuerpo del pequeño fuera y medio dentro. Latifah se había metido dentro al niño con el pañal y el pijama puestos, lo que evidencia que tenía unas ganas muy locas de llevar a cabo esta burrada.

Latifa se ha metido un niño por la vagina "Latifa se ha metido un niño por la vagina"

Los efectivos de Emergencias estuvieron allí más de una hora en una situación muy incómoda intentando arrancar al pequeño de sus entrañas, aunque fue prácticamente imposible.

Finalmente, tuvieron que llevarse a la mujer con el bebé metido en los bajos en la ambulancia hasta llegar al centro hospitalario, donde le practicaron una intervención de urgencia y le retiraron al pequeño. Ahora, el niño se encuentra hospitalizado con la cadera dislocada, mientras que los médicos se han mostrado tranquilos porque creen que no sufrirá ningún tipo de secuela.

La niñera, mientras tanto, se encuentra detenida y ya ha confesado el crimen, ya que el médico le había dicho que era estéril y "quería sentir la sensación de dar a luz". Quizás se le fue un poco de las manos. Ahora, la Justicia le imputa 11 cargos criminales, entre los que se incluyen los de negligencia infantil con el agravante de daño físico. Por todo ello, podría llegar a pasar hasta 65 años en prisión.

Su abogado, mientras tanto, está intentando incapacitarla para demostrar que ella no era completamente consciente de lo que estaba haciendo y evitar que termine en la cárcel.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados