Las imágenes más locas del Black Friday

Las imágenes más locas del Black Friday

Estados Unidos ha conseguido exportar el día en que los consumidores acechan las tiendas a la caza de grandes descuentos. Bienvenidos a los Juegos del Hambre.

Noticias David Carro David Carro 27 Noviembre 2015 09:14

Como ya ocurriera con Halloween, Estados Unidos ha conseguido exportar uno de sus días más emblemáticos: el Black Friday. Cada año, el viernes después de Acción de Gracias (esto es, el cuarto viernes de noviembre) las tiendas lanzan grandes descuentos que, aunque en un principio solo duraban ese día, últimamente se están alargando durante todo el fin de semana. ¿El resultado? Los compradores asaltan los comercios a la caza del chollazo.

1 ¡Rápido, que me lo quitan de las manos!

Cuando las puertas abren, la gente se transforma en monstruos y se llevan por delante todo lo que se interponga en su camino, como los detectores de alarma antirrobos. Vamos, que ni las colas del Primark de Gran Vía.

La gente se vuelve loca cuando las tiendas abren

2 El Black Friday ha conseguido expandirse por todo el mundo

Lo que antes era exclusivo de las grandes superficies, ahora llega a todo tipo de comercios, por pequeños que sean. Incluso si son de quita y pon.

El 'Blas Fridei' en un mercadillo "El 'Blas Fridei' en un mercadillo"

3 Para no dejar escapar ningún chollo, la gente hace cola en tiendas de campaña

Las tiendas (los comercios, no las de campaña) se inventan todo tipo de estrategias para atraer a los clientes impulsivos, como abrir a las doce de la noche, justo según comienza el Black Friday. Otras mantienen su horario habitual y la gente decide hacer cola durmiendo en tiendas de campaña.

Compradores esperando a que abran los centros comerciales "Compradores esperando a que abran los centros comerciales"

4 Hay señoras que pierden la peluca...

Las avalanchas de personas a veces son tal que la gente se cae por los suelos. Ni la señora del abrigo verde de las rebajas sobreviviría a tal alud humano, vaya. Y claro, quien más y quien menos acaba perdiendo la peluca. Calma y discreción.

¡Mi peluca!

5 Dicen que los televisores se venden al peso

¿Por qué llevarte un televisor de 46 pulgadas pudiendo llevarte dos?

Esto lo metes en cualquier casa "Esto lo metes en cualquier casa"

6 ¡Cuidado! La gente se pone muy agresiva

Es habitual que las tiendas vayan sacando ofertones sobre la marcha. De repente, traen un lote de teles baratas y las van dando como si fueran los churros del final de las fiestas del pueblo. Como siempre, el que se queda sin una se la intenta quitar al de al lado y hasta la policía tiene que intervenir.

Policía interviene en una pelea

7 Por el precio de una batidora disfrutas también del espectáculo

Nunca verás a tanta gente tan motivada y con los objetivos tan claros a la vez.

Comprando en el Black Friday

8 Cuando ya no queda nada, solo queda suplicar

Has perdido los mejores chollos, has perdido la tostadora con WiFi que querías, has perdido la peluca y hasta has perdido la dignidad: solo te falta rogar para que te dejen comprar lo poco que queda. Es tu último recurso.

¡Te lo suplico! "¡Te lo suplico!"

9 Y recuerda, nunca merece la pena

Excepto cuando es un CHOLLO de los de verdad.

¿Su tarjeta, por favor?

Comentarios