Las monjas van como groupies a ver al Papa Francisco en EEUU

Las monjas van como groupies a ver al Papa Francisco en EEUU

Meriendas improvisadas junto a la furgoneta, agolpamientos frente a las vallas, hostias por doquier... las monjas más fans se revolucionan con la llegada del Papa a Estados Unidos.

Noticias David Carro David Carro 24 Septiembre 2015 09:27

El Papa llegó hace dos días a Washington DC y los estadounidenses andan revolucionados por su primera visita. Francisco I estará en el país seis días con una agenda de lo más apretada, desde discursos en la Casa Blanca, el Congreso y la ONU hasta baños de masas en desfiles y misas multitudinarias en Nueva York, como la que se celebrará mañana en el memorial del 11S de Nueva York.

Sin duda alguna, quienes más lo están viviendo son las congregaciones de monjas, emocionadas por la visita del vicario de Cristo. Ni las señoras de las rebajas, ni tus amigas correteando al escenario del Primavera Sound: las groupies que más lo petan son las de Papa. Ellas son fieles a su causa, lo mismo les da Bergoglio que Wojtyla, el Papa es el Papa como 007 es 007, sea rubio o moreno. Y esto, queridos, nos deja imágenes maravillosas. Porque no hay nada que nos guste más que el costumbrismo religioso.

1 Monjas que se vienen de road trip

Estas son del tipo de fans que no titubean ni un segundo a la hora de liarse la manta a la cabeza yecharse a la carretera en busca de su héroe. Ni dormir en el polideportivo más inmundo es un impedimento en el camino de su fe. Y cualquier rincón es bueno para sacar el camping gas y montarse un tea party con yemas de Santa Teresa y pastas de las Clarisas. Las buenas amigas tienen que ponerse al día.hh

2 Monjas que preparan hostias

El sábado, el Papa dará una misa en Philadelphia en la que se esperan hasta 2 millones de personas, de las cuales se estima que 500.000 comulgarán. Por ello, unas monjas de Pensilvania recibieron la petición de contribuir con hasta 100.000 hostias consagradas. El trabajo ha sido duro y hasta han tenido que doblar turnos, pero el reto ha sido conseguido, gracias a Dios. ¡Enhorabuena, chicas!

3 Monjas que llevan lo justo

Si yo con cuatro cosillas me apaño (Fuente: @steadisdead / Instagram) "Si yo con cuatro cosillas me apaño (Fuente: @steadisdead / Instagram)"

Austeridad ante todo, con una mochililla basta. Y, si encima es transparente, mejor que mejor. No hay nada oculto a los ojos de Dios.

4 Monjas que compran souvenirs

Que no falten los recuerdos (Fuente: @gregkb / Instagram) "Que no falten los recuerdos (Fuente: @gregkb / Instagram)"

Claro que sí, la memoria a veces falla y estas ocasiones hay que recordarlas el resto de nuestra vida. Algunas monjas no dudan en echar mano de los ahorrillos del agujero el colchón y hacerse con uno de los muchos productos de merchandising que se han puesto a la venta con motivo de la visita del Papa: camisetas con mensajes de entrega, tazas, muñecos cabezones y, cómo no, dulces con la cara del Pontífice.

5 Monjas que se agolpan

¡Bergoglio! ¡Bergoglio! (Fuente: @mgscotto / Instagram) "¡Bergoglio! ¡Bergoglio! (Fuente: @mgscotto / Instagram)"

Tranquilidad, hermanas, hay hueco para todas. Pero claro, todas quieren llegar a primera fila para tratar de arrancar un saludo al grito de "¡Bergoglio, Bergoglio!". Comprensible.

6 Groupies que no son monjas

Y las demás, no disimuléis. Todas las americanas estáis emocionadísimas por la visita del Papa y estáis plagando vuestro muro de Facebook a base de fotos en Washington. Algunas incluso os habéis disfrazado para la ocasión. Se trata de celebrar vuestra fe y, la verdad, nos encanta la alegría que le ponéis a todo en Estados Unidos.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados