Buscar
Usuario

Política

Hungría prohíbe hablar de homosexualidad en las escuelas y lo equipara con la pedofilia

El ultraderechista Viktor Orbán saca adelante la medida continuando así con la institucionalización del odio al colectivo LGTBI en el país.

Hungría prohíbe hablar de homosexualidad en las escuelas y lo equipara con la pedofilia Hungría prohíbe hablar de homosexualidad en las escuelas y lo equipara con la pedofilia

Foto: CordonPress (Montaje)

La institucionalización de la LGTBIfobia en Hungría continúa su curso y da un paso más. El Parlamento del país ha aprobado finalmente el paquete legislativo impulsado por el Gobierno ultraconservador del primer ministro Viktor Orbán. Entre otros aspectos, prohíbe hablar de homosexualidad o de cuestiones de identidad de género a menores de edad, por lo que en la práctica veta cualquier contenido de este tipo en las escuelas.

En el proyecto de ley también incluye, por otra parte, medidas de protección de menores contra el abuso pedófilo. Así, prohíbe exponer a menores de 18 años a pornografía y cualquier contenido que "muestre o promueva la sexualidad en sí misma, el cambio de sexo o la homosexualidad". Una cuestión perversa ya que entre líneas equipara la homosexualidad con la pederastia, algo que ya denuncian desde la oposición progresista, ONGs de Derechos Humanos y activistas del colectivo LGTBI.

La polémica modificación legal fue adoptada por 157 votos a favor, entre ellos los de los diputados de Fidesz, el partido de Orbán, que cuenta con una supermayoría parlamentaria de dos tercios. Los partidos de la oposición decidieron no participar en la votación, a excepción del partido de extrema derecha Jobbik, que ha votado a favor de esta medida.

Antes de la aprobación de la votación miles de personas se manifestaron en la plaza Kossuth, donde se encuentra el Parlamento, para gritar en contra de una ley que consideran homófoba y dañina.

Organizaciones como la Asociación Háttér, de defensa de los derechos homosexuales, Amnistía Internacional o Budapest Pride recordaron que esta legislación es muy parecida a la que Rusia aprobó en 2013 sobre la "propaganda gay", y que conllevó un aumento de la homofobia en ese país. Varias ONGs denuncian que esta ley pone en peligro la salud mental de los jóvenes LGTBI ya que "elimina por completo a las personas LGTBI del público y prohíbe programas escolares vitales que ayudan a los jóvenes". ¿Hará algo la Unión Europea o seguirá mirando hacia otro lado?

Según el diario húngaro Blikk, con esta nueva norma no solo no podrán emitirse anuncios o publicidad donde aparezcan personas LGTBI, sino que canciones o películas que incluyan temática LGTBI no podrán emitirse en las aulas o en horario infantil. La aprobación de la ley supondrá que películas como 'Bridget Jones', 'Harry Potter' o 'Billy Elliot', en las que se tratan asuntos como la identidad sexual, deberán ser recomendadas solo para mayores de 18 años, señala el canal privado RTL Klub.

Ser LGTBI en Hungría

Hungría lleva años consagrando su deriva de odio hacia el colectivo LGTBI. Ya la Constitución de 2011, aprobada en solitario por Fidesz, el partido de Orbán, define el matrimonio como la unión de una mujer y un hombre, prohibiendo así la unión entre personas del mismo sexo. En 2020, una reforma constitucional sacada también adelante por diputados de Gobierno, dio un paso más al consagrar que "la madre es una mujer, el padre es un hombre", vetando definitivamente la adopción a parejas homosexuales. "Hungría es un país tolerante y paciente con la homosexualidad, siempre que dejen en paz a nuestros hijos", afirmó en su día Orban.

El colectivo trans también ha sido objetivo del Gobierno. Aprovechando la pandemia del coronavirus y los poderes extraordinarios que se otorgó, aprobó en mayo de 2020 una ley que prohíbe que las personas trans puedan modificar legalmente el sexo que les fue asignado al nacer. Esta modificación de la normativa correspondiente al registro civil impide modificaciones en los datos registrales por razón de identidad de género.

Artículos recomendados

Comentarios