Buscar
Usuario

Noticias

A un hombre se le necrosa el pene tras un mordisco de su pareja mientras tenían sexo

Una pequeña herida fruto de un mordisco accidental de su pareja mientras practicaban sexo derivó en una necrosis en su glande.

A un hombre se le necrosa el pene tras un mordisco de su pareja mientras tenían sexo

¿Quién dice que el sexo no es un deporte de riesgo? Pues a veces sí que lo es. Que se lo digan a este hombre de 43 años que acabó en urgencias días después de que su pareja le mordiera lapunta del pene sin querer, en una acalorada noche de pasión sexual. Este no dio importancia a la heridita, pero con el paso de los días se le empezó a necrosar lo que viene siendo la minga.

Lo que fue una herida pequeña y sin importanciase empezó a convertir en un problema mayor en los siguientes días, según publica la revista médica Visual Journal of Emergency Medicine. El hombre empezó a notar que esa herida se empezaba a teñir de negro y comenzó a asustarse. Por eso decidió acudir a los servicios de urgencia para al ver que la misma empeoraba y comenzaba necrotizar.

Mejor acudir al médico

El mordisco de su pareja le provocó una grave infección en el pene "El mordisco de su pareja le provocó una grave infección en el pene"

Los médicos observaron la llaga del paciente y vieron que se había convertido en "una herida necrótica negra" de unos 3 centímetros de diámetro. El hombre no presentaba a priori más complicaciones derivadas y fue ingresado en el hospital para mantener esa necrosis en observación y evitar que se extendiera más con un tratamiento de antibióticos. Por suerte, solo se quedó en el glande, le dieron de alta y siguió las instrucciones médicas en casa. Tras un mes de tratamiento, por suerte todo se quedó en un susto y en una pequeña "deformidad mínima" en el glande, según informa la revista médica.

"Como sucede en este tipo de casos, los pacientes que son mordidos en el pene no suelen buscar atención médica inmediata por lo que la enfermedad suele progresar", explica al artículo. "La progresión a una lesión de la piel (ulceración) e infección de la misma es común y requiere de cierto cuidado y terapia con antibióticos. En algunos casos, las mordeduras pueden provocar infecciones potencialmente mortales, como la gangrena de Fournier que requiere tratamiento quirúrgico de urgencia", concluye.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados