La historia del último superviviente del 11-S: asegura que una voz le guió para escapar

La historia del último superviviente del 11-S: asegura que una voz le guió para escapar

Ron DiFrancesco ha relatado que lo que recuerda como una voz angelical le indicó por donde escapar durante el atentado de las Torres Gemelas.

18 años después del atentado del 11-S, miles de historias del fatídico día continúan saliendo a la luz. Personas que tenían que haber estado allí y no estuvieron, aviones retrasados en el último momento o citas aplazadas. Una cuestión de suerte que algunos califican ahora incluso de "milagro" y que marcó para siempre las vidas de quienes sobrevivieron.

Interesado en adentrarse en las historias únicas y personales de aquellos que se encontraban el interior de las torres, el periodista Javier Pérez Campos recoge todas ellas en 'Los Guardianes', un libro publicado por la editorial Planeta.

En él su autor reúne pedazos en forma de relatos para componer la totalidad del escenario que se vivió en Nueva York durante el 11 de septiembre de 2001. Una de esas historias es la de William Rodríguez, conserje en la Torre Norte y, ante todo, puntual como un reloj. Sin embargo, ese día llegó tarde a su trabajo, según su propio testimonio, "sin saber muy bien por qué". Y sin saber por qué, Rodríguez salvó su vida.

Las historias insólitas también acompañaron a quienes sí vivieron el atentado desde dentro. Es el caso del canadiense Ron DiFrancesco, un broker que trabajaba en la planta 84 de la Torre Sur y también el último hombre que salió vivo de las Torres Gemelas.

La ruta que le salvó la vida

'Guardianes', de Javier Pérez Campos "'Guardianes', de Javier Pérez Campos"

En un testimonio estremecedor, el broker cuenta que tanto él como sus compañeros de trabajo se disponían a bajar del rascacielos justo después del impacto del primer avión en la torre contigua. Sin embargo, llegó el segundo impacto en el edificio en el que se encontraban.

Nadie sabía qué camino seguir para salvar su vida. Algunos decidieron subir a la azotea para esperar ayuda externa; mientras otros, como DiFrancesco, decidieron bajar las interminables escaleras hasta la puerta principal, a pesar de que la opción se presentaba como la más arriesgada. Nada menos que 84 pisos a descender en mitad de la barbarie.

El propio protagonista de esta historia de supervivencia no es capaz de explicar  por qué decidió seguir aquella ruta, al igual que William Rodríguez no es capaz de decir el motivo por el que llegó a tarde a trabajar aquel día. Casualidad, impulso o una decisión inconsciente. DiFrancesco atribuye su decisión a una presencia que le guió, y asegura que una voz calmada y serena le orientaba entre la humareda y las llamas.

"Por qué me ayudó a mí y no a otros?"

Ron DiFrancesco "Ron DiFrancesco"

Esa voz a la que ya ha calificado como su "ángel de la guarda" le animaba a continuar: "Baja otro piso", "No mires abajo", o "Atraviesa la columna de fuego", hasta que al fin descendió al piso 70 con menor peligro y muchos menos obstáculos. "Una vez allí la voz desapareció" relata el bróker en el libro de Javier Pérez Campos. Finalmente, consiguió llegar hasta la recepción y ser rescatado por un equipo de bomberos justo antes de perder el conocimiento.

"¿Por qué me ayudó a mí y no a otros? ¿Y por qué no llevé conmigo a nadie más?", afirma con lágrimas en los ojos, tal y como describe el escritor. "Ahora tengo cicatrices por todo el cuerpo y un bulto en la cabeza. Pero también tengo una familia. Y gente maravillosa. Y me han regalado 18 años de vida. Eso es cada día un regalo para mí", asegura emocionado.

Después de atreverse a contar su experiencia en 'Guardianes' y convencido por el propio Javier Pérez Campos, Ron DiFrancesco relatará su historia y hablará sobre la voz que le salvó la vida en el programa 'Cuarto Milenio' presentado por Íker Jiménez el próximo 22 de septiembre.

Comentarios