Se hace un tatuaje, se arrepiente a la semana y decide quitárselo con un rallador de queso

Se hace un tatuaje, se arrepiente a la semana y decide quitárselo con un rallador de queso

Un tatuaje es para toda la vida, pero si te has arrepentido o te planteas quitártelo no hagas lo que ha hecho este argentino.

Estas imágenes pueden herir la sensibilidad de cualquier aficionado a los tatuajes. O la de cualquiera que le tenga algo de cariño a su piel. Como advertencia: es mejor que no lo intentes nunca. Si alguna vez te haces un tatuaje tienes que saber que son para toda la vida. Y si quieres quitártelo, recurre al láser, que no se te ocurra quitártelo como el protagonista de esta historia.

Este chico de Argentina, más concretamente de Mendoza, tomó la decisión de quitarseun tatuaje después de llevar una semana con él. No esperó a ir a una clínica o lugar especializado en el asunto, por lo que optó por eliminarlo a las bravas: con un rallador de queso. Un método nada recomendable que ahora ha visto la luz gracias a la grandeza de las redes sociales.

Esta dolorosa historia tuvo lugar en 2017, pero ha visto la luz gracias a un amigo del protagonista, que decidió compartir las imágenes de la escabechina que se hizo su colega en el antebrazo después de quitarse el tatuaje con el rallador de queso. "Un amigo se tatuó y como no le gustó el tatuaje se lo quitó con un rallador de queso. Sí, un rallador de queso", escribió en el tweet.

Arrepentido

Las cuatro instantáneas que acompañan al texto muestran el proceso, desde dónde estaba el tatuaje original hasta la eliminación completa; además, en una se puede ver el rallador ensangrentado. Pronto se hizo viral, y unos días más tarde, decidió compartir la cicatriz donde estaba el tatuaje para los escépticos.

El chico explicó que se quitó el tatuaje por dos motivos: uno, porque no le gustó el resultado estético del tattoo y, dos, porque quería entrar en la Policía de Seguridad Aeroportuaria. De ahí, su arrepentimiento con solo 19 años y posterior 'rallado' del tatuaje de su antebrazo.

Ante el revuelo causado, el amigo del extatuado ha compartido una imagen actual de su antebrazo donde se le puede ver una pequeña cicatriz. "¿Lo hizo bien o no lo hizo bien? Mejor que el láser", bromea. 

Comentarios