Los ultracatólicos aseguran que proteger a los ancianos LGTB de la discriminación convertirá los asilos en burdeles

Los ultracatólicos aseguran que proteger a los ancianos LGTB de la discriminación convertirá los asilos en burdeles

Un grupo ultraconservador asegura que las residencias católicas deberían vigilar con quién se acuestan los ancianos que viven en ellas.

Vida 10 Abril 2017 19:17

"Amarás al prójimo como a ti mismo" o "Amaos los unos a los otros como yo os he amado". Estas dos frases son una recurrente en el catolicismo, impresas y grabadas a puño y letra en los textos del catecismo. Sin embargo, para los grupos ultracatólicos, paradójicamente, son puro papel mojado.

Después de pedir que las escuelas discriminen a los niños pequeños por, simplemente, ser transexuales; ahora se han querido dirigir en contra de otro colectivo con especial fuerza: los ancianos. Sí, a los ultracatólicos le gusta luchar contra los poderosos: menores y ancianos.

¡Alerta, alerta! "¡Alerta, alerta!"

La última perlita no ha llegado de quien tan acostumbrados nos ha tenido últimamente a este tipo de mensajes, pero bien podría haber sido suya. Tenemos que cruzar el charco para encontrarnos con otra caverna que bien demuestra que la inteligencia no abunda en ningún lado de este planeta.

Justo en California, uno de los estados norteamericanos más adelantados en cuanto a legislación para proteger al colectivo LGTBI. Allí se ha aprobado recientemente la denominada LGBT Care Home Residents Bill, que quiere proteger a todos los residentes de ser discriminados "en base a la orientación sexual, identidad de género, expresión de género y estado serológico de las personas".

Es decir, una ley para que los colectivos más vulnerables puedan estar protegidos ante la discriminación que parte de la sociedad aún les impone. Sin embargo, un grupo ultracatólico llamado Pacific Justice Institute ha decidido que para "amar al prójimo como a ti mismo", lo más correcto es continuar discriminándole. Todo muy consecuente.

Como carecían de argumento alguno para sostener sus tesis, han preferido caer en lo fácil. Según aseguran, esta ley obligará a los "centros de cuidados religiosos a lidiar con temas referentes a la intimidad sexual y la biología". 

Lo peor de todo: aseguran que el centro tiene derecho, incluso, a vigilar con quién se acuestan sus pacientes. Vamos, que por poco tienes al responsable de la residencia bajo la cama con el dedo encima del botón "¡alarma! ¡gay!", por si acaso.

Alerta gay

El  grupo de 'extremo centro' continúa con su argumentario: "La ley prohíbe a un centro de cuidado restringir el 'derecho a la intimidad sexual' de los residentes, lo que incluye poder recibir visitantes. Las instituciones conservadoras religiosas normalmente mantienen la visión de que las relaciones sexuales están limitadas a un hombre y una ujer que están casados el uno con el otro. ¿Es la posición del Creador que una residencia Católica tenga que permitir a sus residentes tener relaciones sexuales con quien quieran? Tal arreglo se parece más a un burdel que a un centro de cuidados religiosos".

Es decir, la ley es mala porque no permite a los curas o monjas de turno meterse en la vida privada de quien se supone que deben de cuidar, algo a lo que tienen derecho por mandato divino. Bienvenidos a la Inquisición. Bienvenidos al siglo XXI.

Defender los derechos religiosos atacando a la comunidad LGTBI

En cuanto al tema de "Amaos los unos a los otros como yo os he amado", el Pacific Justice Institute también... lo deja para otro día.

El Orgullo Gay es para todas las edades "El Orgullo Gay es para todas las edades"

En su web aseguran que son "una organización de defensa legal si fines de lucro que se especializa en defender los derechos religiosos, la patria potestad y otras libertades civiles". 

Sin embargo, si accedemos a la sección "comunicados de prensa", nos encontramos con noticias con varias noticias en contra de los baños mixtos en las escuelas públicas, para que los menores trans no se sientan discriminados -un asunto que les preocupa, pues es completamente recurrente en su página-, algunos artículos apoyando las ya desmontadas "terapias de curación gay" u otra surrealista que asegura que la celebración del mes de la Historia Gay es peligrosa porque "promueve la pornografía Gay a los niños". Sí, surrealista y original. Por cierto, no hay ninguna mención a los cientos de escándalos de pedofilia en el Vaticano, aunque suponemos que en ese caso los menores no importan.

¿Está reñido ser gay y ser católico? ¿Están expulsando cada vez a más personas de la religión católica?  Lo cierto es que, poco a poco, las misas se encuentran cada vez más vacías....

Comentarios