La homofobia del nuevo presidente del Constitucional amparada por el PP y el PSOE

La homofobia del nuevo presidente del Constitucional amparada por el PP y el PSOE

Juan José González Rivas considera que el matrimonio homosexual "desnaturaliza" y las adopciones "atentan contra el interés del menor"

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 23 Marzo 2017 14:01

La renovación del Tribunal Constitucional, organismo encargado de velar el cumplimiento de las leyes, ha contado con el tradicional "reparto de sillones" al que nos tienen acostumbrados nuestros reputados grandes partidos.

Pero en este caso, la elección del presidente del organismo que ha de velar por el respeto a la Constitución -recordemos, el artículo 14 defiende la igualdad de todos- es una persona, "algo" homófoba.

Así al menos se desprende de las declaraciones que ha vertido en varias ocasiones Juan José Rivas. A este magistrado conservador se le han oído perlas del tipo: "la unión entre personas del mismo sexo como matrimonio, desnaturaliza, en mi opinión, la esencia de la institución". Tal cual. 

Juan José Rivas será el nuevo presidente del Tribunal Constitucional "Juan José Rivas será el nuevo presidente del Tribunal Constitucional"

Pero Rivas no solo se ha retratado durante este tiempo por sus palabras. Recién llegado al TC en julio de 2012, él fue uno de los tres que decidió votar en contra de la constitucionalidad del matrimonio igualitario y las adopciones homoparentales, tal y como recuerda la web Dos Manzanas. Lo peor de todo: que lo hizo junto a otros dos jueces, de los que uno, Andrés Ollero, también había sido uno de los favoritos del PP. Estaría bien en este caso conocer la opinión de Javier Maroto, que aseguró que el partido "nunca ha tenido ningún problema con los homosexuales" mientras que se decanta por dos homófobos para liderar un alto tribunal de Justicia.

Si llegado a este punto puedes pensar que todo esto solo representa dos salidas de tono de este magistrado, puedes seguir leyendo: aún hay más. 

Juan José González Rivas actuó en contra de las adopciones homoparentales asegurando que incumplían los artículos 32 y 39 de la Constitución. Según él, dichos artículos indican expresamente "la imposibilidad de desarrollar una relación de filiación adoptiva por dos adoptantes del mismo sexo". Sin embargo, en ambos artículos no se hace ningún tipo de mención a las palabras de González Rivas, aunque aún se desconoce si esto se debió a algún tipo de lapsus o si fue malintencionado.

Pero el nuevo presidente del TC prosigue y llega a asegurar que "no hay ningún tipo de discriminación en negar la adopción a las parejas del mismo sexo" y, para cubrirse de gloria, sentencia: "atenta al prevalente interés del menor".

Un Tribunal Constitucional con mayoría conservadora

El reparto de sillones en el TC ha sido muy criticado en todos los medios "El reparto de sillones en el TC ha sido muy criticado en todos los medios"

Los recientes acuerdos entre los grupos en el Senado de PP y PSOE han permitido que ambos partidos se repartan una cuota del 50% de los sillones que componen este Tribunal.

Por ello, han terminado siendo elegidos como presidente Juan José Rivas a propuesta del PP y Encarnación Roca a propuesta del PSOE como vicepresidenta. Sin embargo, parece que Roca no tendrá especial voluntad de moderar al presidente del organismo, ya que ella misma ha decidido aliarse con las tesis más conservadoras de los magistrados.

Como consecuencia de ello, por ejemplo, ninguna de las parejas homosexuales a las que se les negó en su época el matrimonio ha podido recibir su pensión de viudedad, un derecho al que deberían de tener acceso. Si el Estado ha reconocido que dos personas tienen derecho a contraer matrimonio y anteriormente no pudieron hacerlo porque la Administración se lo impedía, es más que evidente que algo está fallando.

Y ese "algo" es, precisamente, que ambos partidos están más pendientes en repartirse el poder en el TC antes que en velar por el cumplimiento de los derechos de la comunidad LGTBI.

Y ahora imaginemos que una asociación, como 'HazteOír', por poner un ejemplo, decide llevar al TC la ley de igualdad LGTBI que ha aprobado recientemente la Asamblea de Madrid. O la catalana, que ha ayudado a parar, precisamente, el propio autobús transfóbico de la asociación. ¿Qué nos podríamos esperar de este tribunal?

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados