La Universidad Politécnica de Valencia retira un cartel contra la homofobia por considerarlo homófobo

La Universidad Politécnica de Valencia retira un cartel contra la homofobia por considerarlo homófobo

A los responsables de la UPV no les gustó que en la obra apareciera la palabra "maricón", ellos son más finos y prefieres "homosexual" o "gay".

Vida Daniel Requena Esteve Daniel Requena Esteve 10 Marzo 2017 10:00

Sí, no has leido mal. Parece un juego de palabras pero ha ocurrido en realidad: un tipo crea y coloca en la Universidad Politécnica de Valencia una obra en contra de la homofobia y es censurada por los propios directivos por ser homófoba.  La UPV ha querido ser tan liberal, progre y avanzada que ha terminado pecando de cuñadismo. ¿Pero qué ha pasado realmente? Sigue leyendo y te cuento toda la historia.

Podría decir algo como "nos remontamos a 1995" o "corría 1989" pero lo cierto es que no hace falta salir de la actualidad para conocer el hecho. Parece que con la llegada de marzo a Valencia y, cómo no, de sus inconfundibles fallas, se ha colado algún petardo de más en la UPV y ha acabado estallando en forma de sandez.  

La Universidad Politécnica de Valencia organiza todos los años un festival de arte y cine acerca de las enfermedades; además, este año y como novedad, el festival incluye un apartado  en contra de la homofobia "Miradas a tres: Homofobia". Hasta ahí todo bien, no hay nada mejor que luchar contra el odio. 

El problema empieza cuando un artista llamado Carmelo Gabaldón, decide colocar su obra en forma de cartel con las palabras "Soy Maricón". Espera, te muestro el cartel.

El cartel de la discordia "El cartel de la discordia"

El autor, pretendía jugar con la palabra "maricón", algo así como que "no ofende quien quiere sino quien puede". Pues según el contexto, la situción y un sinfín más de factores, esa palabra puede ser un insulto o no.  Históricamente se ha utilizado como una palabra despectiva, pero está en la mano del propio colectivo LGTB quitarle la parte negativa para hacerla suya. 

El cuñadismo de los políticamente correcto

Los señores directivos de la UPV, con ganas ya de comerse unos buenos churros con chocolate -muy típico de las fallas-, se hacen los dignos abrazando los políticamente correcto y ordenan la retirada del cartel por considerarlo ofensivo. Tienen el maravilloso detalle, eso sí, de ofrecer antes la oportunidad de cambiar la palabra "maricón" por "homosexual" o "gay".

Carmelo, nada desobediente, retiró su inicial propuesta y colocó esta otra.

Chúpate esa, UPV "Chúpate esa, UPV"

¿Oís el contundenten "ZASCA" del autor de la obra a la universidad? A los señores de la UPV -que siguen teniendo ganas de comerse esos churros con chocolate y ver la típica mascletà- les ha dolido tanto que han optado por dar más guerra ordenando retirar nuevamente la obra. Esta vez su único argumento era que "la propuesta no era visible". Increible, pero cierto.

Carmelo, consciente de que se estaba enfrentando ante un muro de hormigón dificil de tarspasar, ha decidido no presentar ninguna propuesta nueva. Ahora solo me queda decir una cosa: "Soy maricón".

Comentarios