La gran nube radioactiva que recorre Europa ya cubre toda España

La gran nube radioactiva que recorre Europa ya cubre toda España

Las investigaciones apuntan a que el accidente se originó en algún lugar indeterminado entre Rusia y Kazajistán.

Ciencia Adrián Parrondo Adrián Parrondo 11 Noviembre 2017 12:06

El instituto francés de Seguridad Nuclear (IRSN) ha alertado de que una nube radioactiva está recorriendo toda Europa. El escape se pudo producir en una central nuclear de Rusia o Kazajistán o en alguna instalación de tratamiento radioactivo, aunque las investigaciones continúan hacia adelante.

Las corrientes han permitido que el material nuclear comience a extenderse por toda Europa llegando a alcanzar al continente en su totalidad: tan sólo se encuentran fuera Portugal y Galicia, el resto del país ibérico se ha visto completamente afectado por el escape.

Los expertos, mientras tanto, aseguran que no se ha registrado por el momento ningún tipo de problema de salud o muerte relacionada con este suceso. Tampoco se ha materializado ningún tipo de desastre medioambiental.

Mientras tanto, el ISRN continúa investigando la causa de este escape y el lugar en el que se produjo. Según sus propios informes y teniendo en cuenta los patrones climáticos, todo parece apuntar a una zona situada al sur de los montes Urales, entre los Urales y el río Volga.

Desde el Kremlim, mientras tanto, descartan la existencia de esta nube que ya ha sido registrada por todos los medidores del Viejo Continente. Moscú asegura que no existe ningún registro a pesar de que todo apunta a que sucedió dentro de sus fronteras o inmediaciones.

La sustancia registrada se corresponde al rutenio 106, un compuesto nuclear especialmente utilizado en medicina. La cantidad de material disperso fue considerable (en concreto, entre 10 y 300 teraBecquerel) y, según las autoridades francesas, debería de haber obligado a desalojar inmediatamente toda la zona colindante a las instalaciones afectadas. Nada apunta a que así sucediera en este caso.

Se descarta, por el momento, que el incidente se deba a un accidente nuclear porque, al parecer, hubiera supuesto el escape de otros compuestos radioactivos que no se han registrado en el medio ambiente. 

Mientras tanto, la nube continúa situada sobre toda Europa, y continúa disminuyendo de manera progresiva, tal y como comenzó a suceder el pasado 6 de octubre.

Comentarios