Revelan la frecuencia con que la gente comparte las fotos sexuales que recibe

Revelan la frecuencia con que la gente comparte las fotos sexuales que recibe

¿Cuántos sois en tu pandilla de amigos? ¿Diez? Las estadísticas son tozudas: Al menos cinco de vosotros habéis usado vuestros smartphones para hacer sexting. Y si decís que no, mentís.

Tecnología Raúl Araque Berjano Raúl Araque Berjano 26 Agosto 2016 11:22

El sexting, según Wikipedia, es "un anglicismo para referirse al envío de contenidos eróticos o pornográficos, por medio de teléfonos móviles". 

Nadie lo confiesa y quienes lo hacen son tachados de viciosos, pero la realidad es muy distinta: un estudio de la marca de antivirus McAfee revela que en torno al 49% de la población utiliza su smartphone para enviar -o recibir- contenido íntimo

El objetivo no es criticar a quienes legítimamente, mandan fotos desnudos a su pareja, amante o, incluso, a su grupo de WhatsApp del trabajo (aunque esto último, al menos en determinados trabajos, lo desaconsejamos totalmente). No son tan aceptables, en cambio, los actos de los que filtran esas fotografías, ya sea un ex rencoroso o un hackermorboso y un poco attention whore. Y es que, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Indiana, ¡el 23% de quienes han recibido alguna vez fotografías sexuales las han compatido con, al menos, una tercera persona!

El 23% de quienes han recibido alguna vez fotografías sexuales las han compartido con, al menos, una tercera persona

Lejos de ser una chiquillada, quienes participaron en el estudio fueron adultos solteros de entre 21 y 75 años. Además, aunque se halló que los hombres envían 1,5 veces más fotografías sexuales que las mujeres, las mujeres filtran un 50% menos de fotos que los hombres.

Si el 49% practica el sexting... ¿por qué lo criticamos?

El 49% de la población envía o recibe contenido íntimo "El 49% de la población envía o recibe contenido íntimo"

Si prestamos atención al estudio de McAfee, uno de cada dos adultos ha recibido o enviado fotos o mensajes íntimos por el móvil. De este modo, no deberían sorprendernos hechos como los que ocurrieron con el futbolista Banega (salió a la luz hace seis años un vídeo en el que enseñaba sus partes pudendas, antes de fichar por el Valencia) o con la expolítica y actual estrella televisiva Olvido Hormigos (en 2012 tuvo que dimitir de su cargo de concejala del PSOE en Los Yébenes tras un vídeo en el que aparecía masturbándose).

Estos escándalos siempre dan mucho que hablar e incluso sus protagonistas son atacados e insultados por los sectores más conservadores al considerarlo algo propio de "guarras" o "viciosos" -aunque es evidente que si la protagonista es una mujer la belicosidad de los ataques se multiplica-. No obstante, este estudio muestra que la frecuencia de mandar imágenes íntimas es mucho mayor de lo que se reconoce abiertamente. ¿Hay mucho vicioso o mucho hipócrita?

Uno de cada dos adultos ha recibido o enviado fotos o mensajes íntimos por el móvil

Y es que el sexo es, aún, tema tabú en muchos de sus ámbitos y, aunque en la privacidad nos guste disfrutar de él de todas sus formas (incluso aunque tengamos a la otra persona lejos de nosotros), de cara a la sociedad no solo lo ocultamos sino que señalamos e insultamos a quienes, o bien no ven motivos para ocultarlo, o bien se ven expuestos sin su consentimiento tras filtrarse sus vídeos o fotos (que le pregunten a Jennifer Lawrence, Kate Upton, Scarlett Johansson o Mila Kunis; sí, todas mujeres). Es aquí precisamente adonde quiere llegar el estudio, pues, recordemos, fue encargado por una empresa de antivirus, tratando de concienciar a quienes practican sexting de los riesgos de compartir imágenes, vídeos o textos comprometidos por Internet.

Una de cada cuatro pesonas que reciben fotos íntimas las comparten con otra persona "Una de cada cuatro pesonas que reciben fotos íntimas las comparten con otra persona"

Para terminar, invitamos a que dejéis de leer ya este artículo y vayáis a hacer sexting con quien os apetezca (incluso con vuestro grupo del trabajo), aunque a la mitad de vosotros no os haga falta una invitación para hacerlo, y a quienes reciban las imágenes les invitamos fervientemente a que disfruten de ellas en la intimidad de su smartphone; pues el sexting, como cualquier práctica sexual -y como ya sabe uno de cada dos usuarios de smartphone-, se creó para disfrutarlo y no para arrepentirse.

PD: El autor de este artículo nunca ha hecho sexting. Eso es de viciosos.

Comentarios