Felipe González, contigo empezó todo: se abre la nueva ola de protestas en toda España

Felipe González, contigo empezó todo: se abre la nueva ola de protestas en toda España

Con tres movilizaciones convocadas en apenas 4 días, parece que queda atrás la estrategia meramente electoral de la oposición al gobierno del PP en España. ¿Volvemos a 2011?

Política Raúl Araque Berjano Raúl Araque Berjano 26 Octubre 2016 09:20

15 de mayo de 2011, la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero daba sus últimos coletazos (convocaría elecciones anticipadas para noviembre de ese mismo año) tras una reforma laboral -y su posterior huelga general, la última que ha vivido España, el 29 de septiembre de 2010- que provocó la que posiblemente haya sido la mayor ola de movilizaciones en España desde la Transición, con el 15-M, ya convertido en hito histórico, como catalizador. Y es que, aunque los mayores sindicatos del país parecieron ajenos a estas protestas, los años 2012 y 2013 fueron los más convulsos socialmente en décadas: marchas por la dignidad, mareas de los colores del arcoiris, Rodea el Congreso... Miles, decenas de miles e incluso cientos de miles de personas salían en todo el estado a protestar, con Madrid como capital de las protestas.

El 15M fue el catalizador de la mayor ola de movilizaciones en España desde la Transición "El 15M fue el catalizador de la mayor ola de movilizaciones en España desde la Transición"

Sin embargo, con la llegada de una maratón de elecciones que comenzó en 2014 con las europeas y que parece haber durado varios lustros, la tensión en las calles se redujo considerablemente. Algunos parecieron pensar, como Pablo Iglesias, que "esa idiotez que decíamos cuando éramos de extrema izquierda de que las cosas se cambian en la calle y no en las instituciones es mentira".

Pero el ciclo electoral parece que definitivamente se cerrará con la investidura de Rajoy tras asegurarse el PSOE de que ésta se dé, gracias a su abstención. Y, como dijo, también Pablo Iglesias, recientemente, "si ellos pretenden que nos atrincheremos en el Parlamento", habrá que responder "desbordando las calles". Es indudable que escuchar a Pablo Iglesias es posiblemente el mejor termómetro de la protesta en España: si él dice que las 'protestas are coming', habrá que tenerlo en cuenta.

'Si ellos pretenden que nos atrincheremos en el Parlamento, responderemos desbordando las calles', auguró Iglesias "'Si ellos pretenden que nos atrincheremos en el Parlamento, responderemos desbordando las calles', auguró Iglesias"

De hecho, podemos decir que este nuevo ciclo de manifestaciones que presumiblemente se avecina ya comenzó el pasado 19 de octubre cuando un grupo de jóvenes impidieron a Felipe González y Juan Luis Cebrián dar una charla en la Universidad Autónoma de Madrid. Es por ello que decimos, emulando a Gerard Piqué, "González, contigo empezó todo". Y es que hay quienes, aún, achacan esa protesta al líder de Podemos, quien promovería con sus palabras una oposición beligerante en las calles. La realidad es que las asociaciones estudiantiles poco o nada tienen que ver con Podemos, sino con quienes no abandonaron la calle en 2013 y quienes pretenden ser la mecha catalizadora de una nueva ola de protestas. Lo que pocos medios dijeron es que las caretas que portaban los jóvenes llevaban escritos los nombres de víctimas del terrorismo de estado de los GAL, caso que salpicó muy personalmente a Felipe González. Obviar las motivaciones de las protestas es un simplismo imperdonable en el periodismo político. Y simplificarlas a "las protestas son culpa de Pablo Iglesias", además, puede ser peligroso para los destinatarios de dichas protestas, pues no entender que la calle siempre ha sido mucho más que Podemos puede llevar a infravalorarla y confiarse. Pero la calle no tiene partido político de referencia.

'Felipe González y Juan Luis Cebrián, no sois bienvenidos', lema de la protesta en la UAM "'Felipe González y Juan Luis Cebrián, no sois bienvenidos', lema de la protesta en la UAM"

La calle, por el contrario, se sustenta en asociaciones: Asociaciones como las estudiantiles que auspiciaron la protesta en la UAM o como el Sindicato de Estudiantes, que ha programado una huelga educativa en contra de las reválidas del PP . Y, sobre todo, en aquellas organizaciones surgidas al calor del 15-M, como la Coordinadora 25-S, una de las más activas, y que ha convocado una protesta frente al Congreso mientras se dé la investidura en el interior del hemiciclo. En este caso, algunos diputados han dicho que si su trabajo parlamentario se lo permite, estarán en la protesta, siendo el líder de IU, Alberto Garzón, el caso más remarcable, quien, además, animó a  otros parlamentarios a seguirle: "Espero que estén el mayor número de diputados posibles". Desde Podemos, que comparte grupo parlamentario con Garzón, han comunicado, en boca de Irene Montero, que, pese a que ni convocan ni tienen pensado acudir, sí es un ejercicio de democracia motivo de orgullo. Las organizaciones políticas, como se ve, no sólo no son la vanguardia de las protestas en la calle sino que, cuando éstas son mayoritarias, tienen que ir a remolque de ellas y adaptarse a la nueva coyuntura. Y decir lo contrario es mentir por unos determinados objetivos: el del El País, a tenor de su defensa a ultranza del PSOE en las últimas semanas, parece claro.

Con el 'NO a las Reválidas' comienzan las protestas estudiantiles del nuevo curso "Con el 'NO a las Reválidas' comienzan las protestas estudiantiles del nuevo curso"

Aunque hay casos en los que algunas organizaciones políticas sí que organizan movilizaciones: ocurrió el 31 de enero del año pasado con Podemos en Sol -aunque sin ninguna reivindicación social- y ocurrirá el viernes 28 de octubre, de nuevo en Sol, de la mano de Convocatoria Cívica e Izquierda Abierta (partido liderado por Gaspar Llamazares que forma parte de IU) bajo el lema "No nos resignamos" y para protestar contra la investidura de Rajoy, sumándose así al Rodea el Congreso que tendría lugar un día después (cuando la investidura del candidato popular finalmente se produzca, tras más de 300 días).

Alberto Garzón ya ha dicho que irá al Rodea el Congreso que tendrá lugar el día de la investidura de Rajoy "Alberto Garzón ya ha dicho que irá al Rodea el Congreso que tendrá lugar el día de la investidura de Rajoy"

Por lo tanto, parece que se avecina una nueva ola de movilizaciones a la que los partidos políticos pueden subirse o ver cómo se acerca desde la orilla, pero nunca, aunque a muchos medios de comunicación les cueste ver, comandarlas.

Comentarios