Lo que esconden los Centros de Internamiento de Extranjeros

Lo que esconden los Centros de Internamiento de Extranjeros

La protesta del CIE de Aluche ha reabierto la polémica sobre las condiciones en las que se encuentran los inmigrantes que van a parar allí antes de ser deportados a su país.

Vida María Pérez García María Pérez García 19 Octubre 2016 12:39

Finaliza el motín en el Centro de Inernamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche después de más de once horas de protesta. Todo comenzó el pasado martes 18 de octubre, cuando alrededor de 60 inmmigrantes, la mayoría de nacionalidad argelina, subieron al tejado del centro gritando "libertad" y "dignidad"

Durante toda la noche y a pesar del temportal, los inmigrantes han permanecedio en el tejado con sus protesta. Al detectar el suceso, miembros de la Policía Nacional se desplazaron hasta el centro para iniciar una negociación con los internos, que ha finalizado con un acuerdo pacífico y sin ningún herido.

El suceso atrajo también la atención de miembros de diferentes partidos políticos, como  Ahora Madrid, que contó con la presencia de la concejala-presidenta de Aluche y Carabanchel, Esther Gómez; el concejal-presidente de Villaverde y Fuencarral-El Pardo, Guillermo Zapata; el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, y el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

Los inmigrantes han pasado toda la noche en la azotea a pesar del temporal "Los inmigrantes han pasado toda la noche en la azotea a pesar del temporal"

Otros partidos han manifestado su opinión sobre el suceso en prensa o en redes sociales, como el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que ha argumentado que "es una barbaridad que existan", refiriéndose a los centros. Por otro lado, el Grupo Parlamentario Socialista ha solicitado en el Congreso una comparecencia urgente del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, para que explique lo ocurrido en el CIE. 

La Policía Nacional ha declarado que en ningún momento se han utilizado armas y que no se han producido altercados. También se ha desmentido que la protesta se produjera a causa de la presencia de los hinchas ultras del Legia, que disputaban un partido en el Santiago Bernabeu. 

Aunque el asunto se haya saldado con un final feliz, ha reabierto la polémica sobre las condiciones de los centros de internamiento de extranjeros. 

Varios periodistas apuntaban que nunca se ha dejado pasar a ningún medio de comunicación, como denunciaba Jordi Évole en su cuenta de Twitter. Los propios miembros de Ahora Madrid también comentaban que la policía les denegó la entrada.

Este tema enlaza con las acusaciones que se han vertido sobre los CIE desde varios medios, acusando a los centros de mantener a los inmigrantes en condiciones insalubres. La plataforma CIESNO denuncia en su página la situación del Centro de Internamento de Extranjeros de Zapadores, el cual tuvo que cerrar puesto que sus condiciones higiénicas eran deplorables. "Las chinches y otros insectos -se han detectado también garrapatas en las celdas y en los pasillos del recinto- causan a las personas internas insomnio, ansiedad y picaduras muy dolorosas. Todo esto se une, además, a la falta de agua caliente en las duchas y la falta de traductores -lo que implica una vulneración del derecho a asistencia jurídica y un impedimento a la atención sanitaria" afirmaba Betty Roca Hubbauer, portavoz de la camapaña CIEs No. 

Los propios manifestantes de Aluche gritaban esta madrugada: "Aquí hay mucha injusticia".

Antiguos internos de los centros recuerdan su paso por estos como un verdadero infierno. Un senegalés declaraba en una entrevista para El Confidencial  que "Si ahora me cogen para mandarme al CIE, prefiero la cárcel. ¿Por qué? Por la comida. Por el respeto. Por la libertad, y estoy hablando de libertad en la cárcel" Aún así, afirma que su estancia por el centro no fue del todo terrible, gracias a los vecinos del pueblo donde residía y a varias ONGs, pero "quien no los tiene está muerto", sentenciaba.

Otro de los argumentos que se utiliza para pedir el cierre de los centros de internamiento es el encarcelamiento de personas que no han cometido ningún delito y que se encuentran apresados por una mera cuestión burocrática

Comentarios