Los intentos de Álvaro Ojeda por "desmontar" a Podemos

Los intentos de Álvaro Ojeda por "desmontar" a Podemos

'España con dos cojones', el libro del polémico youtuber, trata de desenmascarar al partido de Pablo Iglesias e iluminar el camino que se ha de seguir como buen patriota.

Política Víctor Mopez Víctor Mopez 21 Octubre 2016 09:30

Ya está aquí, el libro del año, el que todos los españoles estaban esperando como agua de mayo, el que promete convertirse en el 'Don Quijote' del siglo XXI, el libro que iluminará la política y hará entender a todos lo que está pasando en nuestro país. Nos referimos, como no, a 'España con dos cojones', la obra literaria de incalculable valor de Álvaro Ojeda, polémico youtuber que se otorga hasta un título: "el que se enfrentó a Podemos".

Después del prólogo que le brinda Eduardo Inda, dedica uno de los capítulos, precisamente, a esta agrupación política. "Desmontando a Podemos" es el título elegido acompañado de un fino "antes de que ellos nos monten a nosotros". Con un razonamiento apabullante, unas formas exquisitas y sin recurrir a ningun tipo de descalificación, Ojeda pretende dar unas cuantas lecciones con la intención de defender a la patria.

Advertencias sobre Podemos

Los líderes de Podemos reflexionando sobre las palabras de Álvaro Ojeda "Los líderes de Podemos reflexionando sobre las palabras de Álvaro Ojeda"

Dejando claro que es un niño educado y con principios, Álvaro Ojeda subraya que no tiene "nada en particular contra Podemos ni contra Pablo Iglesias". Pero lo que pasa, según él, es que la agrupación morada "es el típico niño con cara de bueno que te destroza la casa en cuanto te pegas la vuelta". Considera, sin embargo, necesaria la existencia de Podemos, a pesar de que tilda a su lider de "mesías con aires de grandeza". ¿Por qué considera a este partido necesario? Él mismo se responde: "Porque este país de buena gente a veces se da a las malas costumbres. Y nos hemos dejado llevar por señores y señoras con gusto por tocar la pandereta. Y cuando uno toca la pandereta, despierta monstruos". Lo mejor es que después de comparar a Podemos con un monstruo, afirma que "son esos mismos monstruos los que nos hacen ver que, calladitos y dejandonos de gilipolleces, podemor vivir con dignidad y tranquilidad". Ya sabes, nada de quejarse en alto. Por el bien de España.

El autor del libro se siente desamparado, desprotegido, desvalido e indefenso ante el peligro que supone Podemos. Porque hay algo que le perturba, que le quita el sueño: "Si hay algo verdaderamente preocupante en la actitud de este clan es la falta de respeto. La nula consideración que tienen hacia todo lo que no tenga que ver directamente con ellos. Atacan los valores del país que mueren por gobernar, pisotean la dignidad de quienes dan la vida por protegerlos, se mofan de la ciudadanía y dan lecciones vergonzosas a los medios de comunicacón". Álvaro Ojeda sufre. Mucho. ¿Es que nadie piensa en él?

Para apoyar su tesis, Ojeda da una clase de historia mostrando los terrores que traería Podemos comparando a Pablo Iglesias con el mismísimo Adolf Hitler. Tras reconocer que la situación española es mala y que los ciudadanos necesitan esperanza, presenta su gran idea:

Aparece entonces alguien que pretende dar un vuelco y poner todo en orden de nuevo. ¡Ya ocurrió en Alemania con la extrema derecha, tras una gran crisis, un gran salvador!

¿Aún no os habéis echado a temblar?

Ataques personales

La malvada de Carmena regala un pin envenenado a Ojeda "La malvada de Carmena regala un pin envenenado a Ojeda"

Vale que el youtuber había prometido que no tenía nada en contra de Podemos, pero el pobre no puede evitarlo. Cuando habla del grupo político y los que lo integran le entra una cosa que le invade y le obliga irremediablemente a caer en descalificaciones. Hay que entenderlo. Empieza con Pablo Iglesias, al que llama Pablemos porque, como ha indicado, lo respeta. Lo considera "un mago con mucha intención pero poco repertorio". Define al secretario general del partido como "un hombre cuyo mérito es desarrollar la labia y descuidar su cabello (y sus piños)". Ojeda seguro que puede darle algunas lecciones con su sonrisa Profident. Lo compara, además, con El Quijote ya que "ve gigantes donde tan siquiera hay molinos". 

Hace un repaso por algunas de las personalidades más destacadas del partido. Comienza con con el exsecretario de Proceso Contistituyente de Podemos, Juan Carlos Monedero, al que, en un ejercicio de ingenio propio de patio de colegio, llama "Harry Potter entrado en años". Critica también que cite a ciertos autores ya que a él le "importan un comino". Según él, lo que hay que hacer es "poner los huevos sobre la mesa". 

Manuela Carmena es la abuela malvada de los cuentos, la arpía, que hasta la ilusión le roba a los niños con las cabalgatas que se monta

Continúa con Errejón llamándole "querubín" y sigue con Rita Maestre, o como él la llama, "la maja de Rita con su vocecilla de muchacha tímida". Las alcaldesas de Madrid y Barcelona tampoco se libran de su quema de brujas. De Manuela Carmena dice que "es la abuela malvada de los cuentos, la arpía, que hasta la ilusión le roba a los niños con las cabalgatas que se monta". Álvaro Ojeda no lo supera, no pasa página. En cuanto a Ada Colau, dice tenerle "algo menos de cariño y respeto que a la cabra de la Legión" y asegura que la mujer "no tiene consideración hacia sus semejantes, con gusto por pisar fuerte todos y caa uno de los valores que hemos luchado por darle a este país". ¿Os habéis dado cuenta que Ojeda se atribuye llenar España de valores

Ojeda tiene claro que Podemos se trata de "una banda de magos amateurs con ínfulas suficientes para soñar con el dominio del mundo". Valora también su capacidad para captar la atención del público "con la misma elegancia con que en su momento lo hizo Belén Esteban". 

Lo que pasaría si gobernara Podemos

Así se imagina Álvaro Ojeda a Podemos "Así se imagina Álvaro Ojeda a Podemos"

'España con dos cojones' (si tienes ovarios no cuentas) ofrece también una sopa de letras con algunos puntos que hacen entender el daño que haría Podemos si llegase a tomar las riendas del país. Sin ninguna intención de sonar apocalíptico, Ojeda señala que el primer recorte de la agrupación morada sería la libertad. Otro de los recortes sería la Semana Santa, sustituida por una nueva religión, el chavisto, de la que Pablo Iglesias sería su Mesías. 

También cambiaría la moneda oficial. Ni euro ni peseta, mejor el bolívar. La educación se vería duramente trastocada con la imposición de una nueva asignatura: nada más y nada menos que el feminazismo. Así, todos nos convertiríamos en hijos de la gran anarquía. ¿Cuál es el objetivo de Podemos? Cargarse la Constitución. Para asegurar todo esto, convertirían la prensa en un juguete a control remoto. Como Álvaro Ojeda no cree en clichés ni en estereotipos, apunta que el look oficial del Congreso serían las rastas. El resultado final sería, pues, destrozar España.

Se ve que el youtuber quería meter a ETA en algún lado y no sabía cómo. Así que ha señalado a Otegi como "amante bandido podemita" y, en un nuevo alarde de ingenio, ha sentenciado qe las "marionETAs" (sí, con esas leras en mayúsculas) se convertirían en muñercos diavólicos.

Venezuela, la Semana Santa y la rojigualda

Las persianas de la casa de Álvaro Ojeda son banderas de España "Las persianas de la casa de Álvaro Ojeda son banderas de España"

En un discurso anti-Podemos no podía faltar las alusiones a Venezuela. Álvaro Ojeda, muy convencido, afirma que Venezuela ya existe, por lo que se pregunta un par de cosas: "¿para qué cojones vamos a querer crear otro país igual? ¿Por qué tiene que venir el mesías a meternos el dedo en el ojo con sus delirios bolivarianos?". Para completar su argumentario recuerda el "¿Por qué no te callas?" que dijo a Chávez aquel al que él llama "Juancar". Ya sabemos que el respeta mucho la monarquía y esas cosas.

Entre las grandes defensas del ahora escritor, se encuentra la Semana Santa, "tradición simbólica y uno de los motivos más reconocibes que hacen de España un país de raza". Ojeda considera que Podemos pretende destruirla y no lo entiende porque la Semana Santa nunca ha hecho nada malo a nadie. Lo de que España sea un país aconfesional según la Constitución ya tal.

Termina con la bandera defendiendo que es "amarilla y roja". Nada más. Pero es que encima son esos colores para hacernos un favor, porque es mucho más práctico tener dos colores, sale mucho más económico que los tres tres tonos de la italiana o la francesa y desde luego mucho mejor que "el porrón de estrellitas" de la estadounidense. Razones de peso. 

7 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados