Buscar
Usuario

Noticias

La familia del misionero asesinado en Sentinel: "Perdonamos a los responsables"

Los sentineleses asesinaron al misionero de 26 años cuando pretendía evangelizar la isla.

Conmoción ante la noticia de la tribu aborigen de Sentinel del Norte aislada del mundo exterior que se cobraba una nueva víctima. Un joven estadounidense, ayudado por pescadores de la zona, pisó la isla del Índico y fue asesinado con flechas en el acto. Sin embargo, la policía poco sabía y poco podía contar.

Este 23 de noviembre la familia del joven John Allen Chau se despidió de él, desvelando lo peligrosa que era la misión que quería realizar, aunque le apoyaban en su decisión. "Las palabras no pueden expresar la tristeza que hemos sentido al conocer su muerte. Era un hijo, hermano, tío y mejor amigo muy querido", le alababan en el mensaje.

Ver esta publicación en Instagram

John Allen Chau

Una publicación compartida de John Chau (@johnachau) el

John Chau era un misionero de 26 años que se propuso evangelizar la isla de Sentinel del Norte, llevando el mensaje cristiano a los habitantes: "Amaba a Dios, la vida, ayudar a aquellos que lo necesitan, y no tenía nada más que amor para los sentineleses. Perdonamos a los supuestos responsables de su muerte".

La policía de las Islas Andamán, donde el joven murió, siguen buscando el cuerpo, aunque probablemente fuera enterrado en Sentinel del Norte por los indígenas. Dependera Pathak, director general del cuerpo, cree que "habrá que ver qué es posible, cuidando al máximo la senbilidad del grupo y los requisitos legales", pues la entrada en la isla está prohibida por la India.

Lo que sí avanzaron las autoridades es que, los mismos que hicieron la llamada de socorro fueron arrestados por haber acompañado y permitido a John Chau acercarse a un lugar prohibido. La familia pide la liberación de estas siete personas, entre ellos cinco pescadores, un amigo del fallecido y un guía turístico: "Él se aventuró voluntariamente y sus contactos locales no necesitan ser perseguidos por sus acciones".

Su amigo le apoyó a pesar del peligro

John Middleton Ramsey, amigo del fallecido, conocía sus planes de llevar la palabra de Dios a Sentinel del Norte: "No es como si estuviera completamente sorprendido. Sabía de sus planes y sabía de los peligros". Al parecer, tras un viaje de "exploración" a las Islas Adamán para hacer contactos en la zona, John Chau le contó a su amigo que "tenía una pasión por alcanzarlos con Cristo".

Ramsey lo alentó y le dijo "que si eso es lo que Dios le está pidiendo que haga, entonces yo estaba de acuerdo", a pesar de que "era muy consciente de los peligros y del hecho de que es ilegal".

El diario que narraba su viaje antes de morir

Daily Mail Online ha revelado el diario que escribió John Allen Chau durante su viaje para evangelizar a la tribu aborigen aislada de Sentinel del Norte. Un día antes, el joven estadounidense se acercó a las playas de la isla a dar regalos a sus habitantes. Llegó a estar "a pocos centímetros" de los sentineleses, a los que describió como "cinco pies y cinco pulgadas de alto (aproximadamente un metro y medio) y con pasta amarilla en sus caras".

Les ofreció regalos de fútbol y pescado, y les gritó: "Mi nombre es John, te amo y Jesús te ama". Acto seguido relató que le atacaron y él arrojó los regalos y huyó corriendo. "Bueno, los sentineleses me han disparado... Recibí una flecha por un niño de unos 10 años o más, tal vez un adolescente, bajo en comparación con los que parecían adultos. El niño pequeño me disparó con una flecha directamente en la Biblia que estaba sosteniendo en mi pecho". Esa misma noche John Chau recordaba el suceso y pedía perdón para sus atacantes: "Padre, perdónale a él y a cualquiera de las personas en esta isla que intentan matarme... Especialmente, perdóname si lo logran".

Artículos recomendados

Comentarios