Buscar
Usuario

Noticias

Un estudiante pierde la vista, el habla y la movilidad tras sufrir "la peor novatada de la historia"

Danny Santulli fue abandonado en un hospital: le obligaron a beber una botella de vodka entera y cerveza después de ser señalado como objetivo.

Un estudiante pierde la vista, el habla y la movilidad tras sufrir "la peor novatada de la historia"

Danny Santulli, un estudiante de 19 años de la Universidad de Missouri, fue obligado el pasado mes de octubre a sufrir la "peor novatada de la historia", en palabras de su abogado, David Bianchi. Los hechos ocurrieron en una fiesta de la hermandad Phi Gamma Delta en la que el joven debía "presentar sus compromisos a sus hermanos".

Durante el encuentro, varios miembros de la hermandad le colocaron a Santulli un tubo en la boca y le obligaron a beber una botella de vodka entera y cerveza después de que los hermanos de la fraternidad lo señalaran como objetivo, según alega su familia.

El joven perdió el color de su piel y sus labios se tornaron en azules después de quedarse inconsciente en un sofá durante la ceremonia de iniciación de la hermandad. El corazón del estudiante se detuvo momentáneamente y finalmente fue llevado al hospital en un coche. Sufrió daño cerebral severo y quedó ciego e incapaz de caminar.

Tras haber pasado meses en un centro de rehabilitación, su madre renunció a su trabajo bancario para cuidarlo a tiempo completo en casa. El abogado de su familia dice que "es poco probable" que este pronóstico cambie. Su familia ahora está buscando justicia.

La madre de Danny, en declaraciones al programa 'Good Morning America', lloró al relatar que nadie llamó a emergencias cuando los labios de su hijo estaban volviéndose azules. "Todavía no habla ni camina, está en silla de ruedas. Perdió la visión. Pero nos oye y sabe que estamos allí. Simplemente seguiremos luchando, no vamos a perder la esperanza". La hermana de Danny añadió sobre lo sucedido: "Me revuelve el estómago ver a las personas involucradas que dañaron a Danny caminando por el campus actuando como si no hubieran hecho nada malo".

En una demanda presentada la semana pasada, los padres de Danny acusan a Samuel Gandhi y Alex Wetzler de atacar a su hijo. Wetzler había organizado el evento de novatadas y obligado, supuestamente, a Santulli a beber ingentes cantidades de alcohol.

Las cámaras de seguridad grabaron a Danny y otros jóvenes siendo conducidos sin camisa y con los ojos vendados por las escaleras de la casa de fraternidad. Los chicos tenían botellas de tamaño familiar de vodka pegadas con cinta adhesiva en sus manos y eran llamados "mariquitas" sin dejaban de beber. Más tarde, Danny se desmayó sobre una mesa y quedó desplomado en un sofá.

22 personas denunciadas

Tras lo sucedido, los padres de Santulli interpusieron una demanda a la fraternidad y 22 personas, pero hasta la fecha nadie se ha hecho cargo de los hechos. La Universidad de Missouri ha prohibido a los implicados entrar en el campus por las graves faltas.

Santulli sufrió un paro y fue llevado hasta el Hospital Universitario, dejado inconsciente dentro del coche. Los médicos pudieron reanimarlo, pero las consecuencias fueron fatales. Durante los primeros días tuvo que estar conectado a un respirador artificial. Su nivel de alcohol en sangre quintuplicaba el límite legal en Estados Unidos y le diagnosticaron un "daño cerebral masivo".

Entre los demandados por estos hechos se encuentra Ryan Delanty, que fue designado por Danny como 'padre de compromiso' para la noche del suceso. A las 22:57 horas de la fatídica noche, supuestamente Delanty le envió un mensaje de texto a un amigo diciendo: "Mi hijo está muerto".

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar