El estado de Mississipi quiere cambiar la inyección letal por pelotones de fusilamiento

El estado de Mississipi quiere cambiar la inyección letal por pelotones de fusilamiento

La escasez de veneno para ejecutar a través de inyección letal lleva a buscar nuevos métodos.

Vida Víctor Mopez Víctor Mopez 10 Febrero 2017 13:05

La pena de muerte sigue ejecutando a presos a lo largo del mundo. En estos casos, la justicia toma la guadaña para decidir sobre quién dejar caer su afilada hoja. Y no hablamos de países tercermundistas -que también-, esto se da en Estados Unidos, la primera potencia mundial que se considera garante de los derechos y las libertades (al menos hasta la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca).

Mississipi incluye en su legislación la pena de muerte con la inyección letal como único método válido. Pero la escasez del veneno que se suministra en estos casos debido a la falta de frabricantes en EEUU y la negativa de abastecimiento por parte de fabricantes europeos por razones éticas está dando lugar a una crisis sin precedentes tal y como recoge La Información

Con el objetivo de aligerar las celdas del corredor de la muerte, Mississipi pretende buscar un método alternativo: el pelotón de fusilamiento. Sí, el "¡Apunten! ¡Fuego!" contra una fila de hombres podría volverse a escuchar seguido del estruendo de los disparos que acabarían con la vida de los condenados. 

El republicano Andy Gipson, líder de la comisión judicial de la cámara baja de la legislatura, ha apuntado que la medida responde a la demanda presentada por "radicales izquierdistas". Mississipi fue demandado bajo el argumento de que las drogas usadas en las ejecuciones violan la prohibición constitucional contra los castigos crueles e inusuales. A pesar de las críticas, la medida fue aprobada el miércoles 8 de febrero, por lo que deberá pasar al Senado para más debate.

La última ejecución en dicho estado tuvo lugar en 2012. Actualmente, en Mississipi se encuentran 47 reclusos en el pabellón de la muerte, algunos de los cuales llevan aguardando durante décadas

Puede parecer una locura lo que se está planteando en Mississipi, pero si se abre el espectro se comprueba que realmente es una más. De los 50 estados que componen EEUU, en 33 está permitida la pena capital, en todos ellos con la inyección letal, de acuerdo con el Centro de Información de Pena de Muerte. Ocho estados contemplan también la silla eléctrica, cinco tienen cámaras de gas y tres cuelgan la horca. En cuanto a fusilamiento, es aceptada por Oklahoma y Utah.

40 minutos agonizando

33 estados de EEUU abrazan la pena de muerte "33 estados de EEUU abrazan la pena de muerte"

Oklahoma vivió en 2014 un polémico y desgarrador episodio durante una ejecución mediante inyección letal. Según el diario local The Oklahoman, Clayton Lockett, de 38 años y condenado a la pena capital por el asesinato de una joven de 19 años en 1999, se retorció y jadeó cuando le fue administrada la inyección. 40 minutos después, falleció por un ataque al corazón.

Para la ejecución de Lockett se utilizó una combinación de fármacos nunca antes usada. Era la primera vez que se utilizaba midazolam como parte de una inyección de este tipo. La larga agonía del preso obligó a aplazar otra que había prevista dos horas más tarde.

Comentarios