Declaran inocente a un joven ejecutado hace 21 años

Declaran inocente a un joven ejecutado hace 21 años

Un joven de 20 años fue encontrado culpable de violación y asesinato, lo que le llevó a ser ejecutado. Su familia lleva luchando desde entonces y por fin ha conseguido demostrar su inocencia.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 07 Diciembre 2016 12:03

La pena de muerte es una de las mayores atrocidades que aun a día de hoy se siguen cometiendo en muchas partes del mundo en nombre de la justicia. Países desarrollados como Estados Unidos incluyen este castigo provocando que el debate continúe latente debido a que se trata de una condena irreversible. Si se descubre que alguien ejecutado es inocente, no se puede volver atrás.

Precisamente eso ha ocurrido en China, donde se ha conocido un terrible caso en el que un joven de 20 años fue ejecutado en 1995 acusado de violación y asesinato. Sus familiares han tenido que esperar 21 años para demostrar su inocencia.

Nie Shubin fue condenado a muerte y ejecutado en el gigante asiatico. No había cometido ningún delito anterior y vivía tranquilamenre en una aldea de Xianie, perteneciente a la provincia de Hebei. Sin embargo, fue acusado de violación y asesinato y la justicia le encontró culpable. Ahora, 21 años después, el Tribunal Supremo chino le ha declarado inocente dando la razón a sus padres que no han dejado de luchar desde entonces.

La sentencia llega tarde para Nie Shubin. Sus padres nunca han dejado de creer en su inocencia y desde que su hijo fue ejecutado se han enfrentado a la justicia. Una vez conocida la sentencia, la pareja de 73 años no pudo evitar las lagrimas reconociendo, por fin, que su hijo ya podrá descansar en paz. 

El verdadero culpable confesó

Los padres de Nie Shubin llevan luchando 21 años "Los padres de Nie Shubin llevan luchando 21 años"

De nada hubiera servido la interminable lucha de los padres de Nie Shubin sino hubiese sido por la confesión del verdadero cupable de aquellos crímenes que le costaron la vida al joven. El criminal Wang Shujin reconoció ser el responsable de la violación y el asesinato.

Pese a que esta confesión tuvo lugar en 2005, la revisión del caso no se inició hasta el 2014 demostrando, una vez más, la lentitud de la justicia. La nueva sentencia señala que el caso original fue un auténtico desastre, lleno de negligencias y errores procesales cometidos por la policía y los fiscales. No había ninguna sola prueba definitiva en contra de Shubin.

Comentarios