Buscar
Usuario

Noticias

Encuentran muerto al pequeño Julen

Tras doce días de intensas labores de rescate, han podido rescatar el cuerpo de Julen del pozo en el que había caído.

El cuerpo sin vida de Julen, el pequeño de 2 años que cayó en un pozo de Totalán desde el pasado 13 de enero, ha aparecido este sábado a la 01:25 de la madrugada, según confirma la Subdelegación del Gobierno. El furgón funerario ha trasladado los restos al Instituto de Medicina Legal de Málaga a las 04:30 horas, donde se ha practicado la autopsia al cadáver. 

Totalán, un municipio malagueña, se ha convertido durante doce largos días en el centro de España. El caso del pequeño Julen ha acaparado la atención de todo el país desde que el pasado 13 de enero cayera a un pozo de 25 centímetros de ancho y 100 de profundidad cuando pasaba el día con su familia en una finca de la localidad. 

Desde entonces, se ha desplegado un dispositivo sin precedentes en nuestro país en el que no se ha escatimado en medios para encontrar al menor de año y medio. Se ha llevado una carrera a contrareloj con un equipo formado pormás de 300 personas entre guardias civiles, bomberos, mineros, ingenieros y protección civil, que han removido más de 400.000 toneladas de tierra, han rebajado 30 metros el monte y han excavado un túnel vertical paralelo al pozo para poder llegar hasta el niño.

Dispositivo de rescate del pequeño Julen en Totalán (Málaga) "Dispositivo de rescate del pequeño Julen en Totalán (Málaga)"

El juicio del caso Julen

Tras el rescate, toca buscar responsables del terrible suceso. Hay dos vías: que el caso de Julen haya sido un accidente o que, por el contrario, el suceso hubiera sido perfectamente evitable si todo el mundo hubiese cumplido la ley. El juicio tiene dos piedras angulares y un delito que cierne sobre una de las partes y por el que, previsiblemente, habrá imputaciones durante las próximas semanas. 

La familia ha contado a la Guardia Civil que el pequeño estaba jugando con su prima de tres años junto a un sondeo de agua abandonado, cuando se encajó en el propio pozo. El padre, que estaba junto a ellos, se abalanzó para tratar de cogerlo. Al levantar al niño, se escurrió y se precipitó al interior del orificio. A pesar de algunas sospechas iniciales, la hipótesis principal fija que los hechos constituyen un accidente y se otorga credibilidad al testimonio del padre. La familia se considera como "víctima" de lo sucedido y el padre ha exigido celeridad a los operarios para sacar a su hijo cuanto antes.

Padres de Julen durante la vigilia "Padres de Julen durante la vigilia"

El testimonio de los padres choca con la persona que, a priori, tiene un futuro judicial más complicado: el pocero que cavó el agujero por el que cayó el propio Julen. Según su testimonio, el agujero estaba completamente tapado por una piedra y contaba con una apertura inferior a la actual: "Por ahí no cabe un niño, han cavado una zanja junto al pozo". El encargado de construir este pozo continua señalando que hay un responsable fuera.

Lo cierto es que, de tratarse de una realidad, habría posibilidades de apuntar a terceras personas y habría que dirimir cuáles fueron sus verdaderas intenciones. Pero hay un dato que le resta credibilidad: según la Junta de Andalucía, el agujero no contaba con los permisos necesarios, ni siquiera con el preceptivo informe técnico. Y, con ello, tampoco con el permiso de obra del Ayuntamiento de Totalán, imprescindible en este tipo de casos.

Artículos recomendados

Comentarios