'El Prenda', de nuevo de vacaciones en Rota esperando a saber si regresará a prisión

'El Prenda', de nuevo de vacaciones en Rota esperando a saber si regresará a prisión

Los miembros de 'La Manada' continúan de vacaciones, esperando la resolución de la Sentencia.

Noticias Maribel Baena Maribel Baena 09 Agosto 2018 13:19

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra aún tiene entre manos resolver el recurso contra la sentencia que señaló a los cinco miembros de La Manada como culpables de un delito de abuso sexual. La defensa consideró que la sentencia era errónea, puesto que se les acusó de abuso sexual en lugar de violación, lo que hizo que la condena fuera rebajada hasta nueve años. Y, mientras el Tribunal resuelve este recurso, los acusados de violación están de vacaciones.

El medio español OKDIARIO ha captado imágenes de uno de ellos, José Ángel Prenda, disfrutando de sus vacaciones en Rota, Cádiz. José Ángel Prenda estuvo en Ibiza hace unas semanas, y ahora se ha unido a otros miembros de La Manada en la localidad andaluza.

A sus veintinueve años, Prenda ha sido considerado como el cabecilla de La Manada. Ya tenía antecedentes policiales por robo antes de ser acusado de haber violado y abusado sexualmente de una joven en los San Fermines. Además, está a la espera de otro juicio, también por abuso sexual. Al haber superado los dos años de prisión provisional, amparado por una Justicia que está siendo duramente criticada, tanto él como sus compañeros acusados han podido salir de prisión. El único requisito que deben cumplir es comparecer tres días a la semana en los Juzgados, no abandonar España y no pisar la Comunidad de Madrid. 

Su libertad podría durar bastante poco, puesto que si se confirma la resolución dictada por el Tribunal o si esta cambia, aumentándole los años de prisión, Prenda deberá regresar a prisión junto con sus amigos.

Mientras tanto, continúan acosando a la víctima

Mientras los acusados están de vacaciones, la joven víctima continúa siendo acosada y vejada en distintas páginas webs. Muchos internautas no solo han filtrado el vídeo, así como multitud de fotografías, sino que se han hecho eco de sus datos personales y no han dudado ni un segundo en tacharla de mentirosa, insultarla y menospreciar su dolor. 

Pese a que se están tomando medidas legales contra todo aquel que difunda el vídeo, el anonimato en internet no permite que estas sean todo lo estrictas que debieran y, por desgracia, la seguridad de la víctima no se está protegiendo tanto como debería.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados