Buscar
Usuario

Economía

El último negocio que inaugurará El Corte Inglés para reducir su dependencia de los centros comerciales

El Corte Inglés impulsa un nuevo negocio en su plan estratégico para reducir su dependencia de los grandes almacenes.

El último negocio que inaugurará El Corte Inglés para reducir su dependencia de los centros comerciales El último negocio que inaugurará El Corte Inglés para reducir su dependencia de los centros comerciales

Foto: ECI

El Corte Inglés se encuentra en plena fase de diversificación de negocios con el objetivo de reducir su dependencia de los grandes almacenes y, con ello, garantizar el acceso a nuevos clientes y un sostén ante futuras caídas del consumo como la experimentada con la pandemia y el agotamiento de su modelo de negocio.

Este giro, recogido en su plan estratégico, tiene varias patas, con el objetivo de doblar sus beneficios. Entre ellas, a parte de su nuevo negocio, hacer que el canal online sea responsable de un tercio de las ventas, la compra de los supermercados Sánchez Romero o las colaboraciones con diversas marcas de moda; así como la entrada en el sector inmobiliario, seguros y alarmas o limpieza.

Pero no son las únicas. El Corte Inglés ha optado por entrar en el sector hotelero y el turismo, por lo que ya ha empezado a adquirir algunos edificios en Madrid que pronto convertir en un complejo de alojamientos turísticos, según publica Cotizalia.

No es la primera vez que la empresa de Marta Álvarez entra en el sector turístico, puesto que cuenta también con una división de Viajes, pero la actual pandemia ha mermado seriamente sus cuentas. De hecho, parte de sus trabajadores se encuentran en un ERTE hasta el 31 de octubre. Ahora, con sus nuevos hoteles, que tendrán un mínimo de cuatro estrellas, espera recoger parte de la tarta de la recuperación en una participación con la cadena Ayer.

Su primer hotel, en el barrio de Salamanca de Madrid

El Corte Inglés ya tiene ubicación para su primer hotel. Se situará en dos edificios residenciales de la calle Goya, 89 y Conde Peñalver, 3. Se trata del barrio de Salamanca, una de las zonas más cotizadas de Madrid y elegidas por los clientes con mayor adquisitivo.

El complejo tendrá un mínimo de cuatro estrellas y contará con 113 habitaciones. De momento, se invertirá 6,8 millones de euros para adaptar el espacio de hasta 1.200 metros cuadrados y se mantendrá la estética exterior de la fachada, proporcionando un uso comercial a la planta baja y superior.

El proyecto ya cuenta con la aprobación del Ayuntamiento de Madrid, ya que la unión de los dos edificios necesitaba de un plan especial. En su interior, se conectarán mediante escaleras y diversos pasillos, para facilitar el tránsito de los huéspedes. Además, dispondrá de 38 plazas de aparcamiento en el subterráneo de Felipe II.

La enseña del triángulo verde espera que el nuevo negocio aporte hasta 2,5 millones de euros por los ingresos del propio hotel, que se sumarán a los beneficios de otros servicios disponibles dentro del propio complejo. Aunque todavía faltan muchos detalles por esclarecer, se calcula que la tarifa de cada habitación por noche se podría situar en los 120 euros.

Artículos recomendados

Comentarios