Moussa, el yihadista de 17 años que cargó contra su hermano por no participar en el 17-A

Moussa, el yihadista de 17 años que cargó contra su hermano por no participar en el 17-A

Driss Oukabir decepcionó a su hermano pequeño Moussa y se echó atrás horas antes del atentado de 2017 en Barcelona y Cambrils.

Noticias Julio Plaza Torres Julio Plaza Torres 15 Octubre 2018 12:06

Driss (28) y Moussa Oukabir (17) eran una pareja de hermanos que formaba parte del grupo terrorista que atacó Barcelona y Cambrils en 2017. El menor fue abatido en Cambrils junto a otros cuatro yihadistas y el mayor fue arrestado por haber alquilado a su nombre la furgoneta que causó los atropellos.

Los destinos tan diferentes de ambos hermanos se deben, sin duda, a sus niveles de compromiso con la causa terrorista. A las 23:44 del 16 de agosto de 2017, pocas horas antes del atentado que tenían planeado, Driss Oukabir habló con su hermano menor y le contó que se echaba para atrás en esta matanza. Moussa, decepcionado, le recriminó su 'falta de valor', pues a pesar de su corta edad, tenía claro que quería matar al mayor número posible de "enemigos".

"No estás preparado, Driss", le reprochó y le recomendó que leyera "la Sura del Corán denominada Anfal", un fragmento en el que se justifica la violencia contra los infieles y condena al que huye de este deber. "Lee a Anfal. Hazme caso. Que eso es la verdad", siguió Moussa. Driss, sin embargo, dice que los demás no le escuchan y le meten en problemas: "Yo quiero hacer las cosas a mi manera, y no hay manera. Que siempre igual, tío. Y después seré yo el que se lo coma todo". Al día siguiente, Moussa comunica la decisión de su hermano mayor al resto de integrantes del grupo yihadista fraguado en el municipio de Ripoll, Gerona.

Driss (28 años) y Mousa Oukabir (17 años) "Driss (28 años) y Mousa Oukabir (17 años)"

Estas conversaciones se dieron a través de Facebook, tal y como revela el juez, hechos que se llevarán a juicio para el procesamiento de Driss Oukabir y de los principales implicados que quedan vivos: Mohamed Houli Chemlal, presunto miembro de la célula, y Said Ben Iazza, posible colaborador.

El atentado inicial que tenían planeado era colocar explosivos en un lugar tan concurrido como la Sagrada Familia. Peroel estallido de la base de operaciones en el chalé de Alcanar (Tarragona), que acabó con la vida del líder del grupo y del imán de Ripoll, frustró sus ideas. Rápidamente alquilaron a nombre de Driss una furgoneta con la que improvisaron el atentado en La Rambla de Barcelona. Younes Abaouyaaqoub condujo a las 16:50 del 17 de agosto este vehículo que atropelló a numerosos transeúntes deajando 16 muertos y 140 heridos.

A pesar de no participar activamente en la matanza, el juez considera a Driss Oukabir parte de la célula yihadista, y le acusa de preparar el ataque. Así, el mayor de los hermanos está procesado por integración en organización terrorista, delito de fabricación y tenencia de explosivos, y estragos terroristas, cargos que seguramente le tendrán un largo tiempo en prisión.

Otros objetivos frustrados de la célula yihadista

El atentado masivo de la Sagrada Familia no fue el único que logró evitarse. El rastro de un móvil en el chalé de Alcanar, que explotó poco antes del atentado, mostró cómo estaban preparando otros ataques en grandes superficies como estadios de fútbol, monumentos, locales de ocio de Barcelona y Lloret de Mar y discotecas de ambiente de Sitges.

Los Mossos d'Esquadra encontraron estos datos en las búsquedas en internet sobre qué objetivos atacar y cómo hacerlo, además de diferente propaganda yihadista. Algunos de los locales que pretendían atacar eran la sala Bagdad de espectáculos pornográficos, Razzmatazz, un famoso local de conciertos, y la discoteca Pachá, todas en Barcelona; diferentes locales de ambiente homosexual de Sitges; y otros eventos sociales en la Comunidad Valenciana, como el Rototom, en Benicassim.

Comentarios