Buscar
Usuario

Política

La doble moral de VOX: la violencia no tiene género pero sí nacionalidad o ideología

VOX miente y se mete de lleno en laberintos ideológicos con un único fin: polarizar el debate con posiciones donde puede ganar hueco mediático.

La doble moral de VOX: la violencia no tiene género pero sí nacionalidad o ideología

"Desde VOX decimos contundentemente: ¡La violencia no tiene género!". Esta fue una de las afirmaciones que realizó la diputada de VOX en el Congreso de los Diputados Macarena Olona, en un encendido discurso negacionista de esta lacra.

Las afirmaciones de Olona tuvieron una fuerte repercusión. Entre otros aspectos, destacó que la actual ley de violencia de género "distingue en categorías de víctimas y asesinados".

Para sustentar su teoría, incluye que no existen estadísticas de menores asesinados en el seno de la familia. Primera mentira: según los datos oficiales, hay 22 niños asesinados desde 2013. Durante el mismo período, ha habido 384 mujeres asesinadas a manos de sus parejas. Solo en lo que llevamos de 2020 hay el mismo número de mujeres asesinadas que el número total de niños asesinados por sus progenitores en los últimos siete años.

No es la única "laguna mental" en la que cae Macarena Olona, como reprocha a quienes no secundan sus postulados. ¿Se imaginan cómo actuaría VOX si a alguien se le ocurriese decir que la violencia de ETA no tiene ideología? Sin duda, esa afirmación representaría un auténtico despropósito y un insulto para las víctimas de la banda terrorista. En concreto, 855 asesinados a lo largo de 42 años de actividad sumida en el odio. Un dato cercano a las asesinadas por violencia de género: 1.054 mujeres asesinadas en los últimos 17 años a manos de sus parejas.

  La violencia de género supera en alrededor del 25% el número de muertes que dejó ETA... aunque la primera li ha hecho solo en 17 años y la otra en 42 años "La violencia de género supera en alrededor del 25% el número de muertes que dejó ETA... aunque la primera li ha hecho solo en 17 años y la otra en 42 años"

Por si todo esto parecía poco, Macarena Olona también destaca que no hay estadísticas de hombres asesinados por sus parejas. Ni tampoco en el caso de que fueran homosexuales. Miente. Entre los años 2004 y 2018 hubo 93 casos frente a 906 de mujeres durante el mismo período (en el que superó la violencia de ETA).

¿Atendiendo a estos casos podríamos decir que la violencia de ETA no tiene ideología? No. Es evidente que el foco de la banda terrorista se encontraba en su ideología totalitaria e identificar ese germen ha permitido combatir sus acciones y que hoy sean historia.

También, que sus víctimas reciban reconocimiento y no sean ninguneadas porque padecieron con dureza sus efectos. En cuanto a la violencia de género, el problema subyace en las estructuras sociales: donde muchos hombres toman a sus parejas femeninas como propiedad, donde se patrimonializa e impone un modelo que deja fuera a las mujeres. Si esto no fuera realidad, no habría 93 casos de hombres asesinados frente a 906 de mujeres en un mismo período.

"La ideología sí tiene nacionalidad"

Igual de peligroso e incongruente resulta la doble moral de VOX hacia los agresores. Se jactan de pedir cadena perpetua para violadores y asesinos, pero la situación es bien distinta si ellos consideran que el autor es español. Dato importante: el 77% de los delitos cometidos en España tienen como autor a un español, seguido del 7,7% perpetrados por miembros de otros países de la UE, y finalizados por un 6% cometidos por originarios del continente africano.

Para VOX, ese 6% acumula todo el interés, dejando de lado el 94% restante, también el 6% de los cometidos por americanos, un continente en el que tienen raíces algunos dirigentes del partido como Rocío Monasterio o Javier Ortega Smith.

Aunque esto, realmente, poco importa. Primero, porque cuando se juzga un crimen por su nacionalidad y no por su naturaleza, se está cometiendo un acto de racismo. Segundo, porque si la violencia no tiene género... ¿por qué iba a tener nacionalidad?

Uno de los casos más flagrantes se mostró con el caso de la Arandina. Varios miembros del partido llegaron a acusar a la víctima y exculpar a los entonces acusados. Algo que contrasta con el hecho de cargar con dureza contra la 'manada de Bilbao', varios jóvenes a los que culparon por sus rasgos magrebíes y que terminaron absueltos tras encontrar una grabación de las cámaras de seguridad que les situaba en otro punto lejano del lugar de los hechos en el momento en el que sucedieron. Estos dos tuits juntos describen a la perfección la naturaleza de VOX.

El juego de VOX vuelve a ser perverso. Retorcer las estadísticas, manipular el sufrimiento de las víctimas, negar los consensos establecidos en la sociedad (la lucha contra la violencia de género o contra ETA no es patrimonio ni de la izquierda ni de la derecha) y polarizar el debate en cuestiones donde resulta más creíble para arañar un buen puñado de votos.

Si ya consigue arrastrar a conservadores y liberales hacia sus tesis (como ha sucedido en Europa y sucedió en España en los primeros meses de su ascenso), qué mejor: se convertirá en el principal eje de conversación y engullirá a sus rivales en la derecha.

Frente a gritos en el Congreso y palabras vacías de contenido, los datos hablan. Y la hemeroteca también: para VOX resulta un insulto decir que la violencia tiene género, pero cambian las tornas cuando se habla de la nacionalidad de los acusados o la ideología de sus atacantes.

Artículos recomendados

Comentarios