Buscar
Usuario

Política

La deriva de Girauta: de apoyar la eutanasia, a criticarla por su odio al Gobierno

El que fuera portavoz de Ciudadanos se contradice en su afán por atacar al Gobierno haga lo que haga.

La deriva de Girauta: de apoyar la eutanasia, a criticarla por su odio al Gobierno La deriva de Girauta: de apoyar la eutanasia, a criticarla por su odio al Gobierno

Hay quien no asume su ir relevancia política y de vez en cuando azuzan alguna polémica a través de las redes sociales con el objetivo de conseguir algo de casito. Esta vez no nos estamos refiriendo a Rosa Díez, sino a Juan Carlos Girauta, el que fuera portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los diputados durante la etapa de Albert Rivera.

El pasatiempo favorito del barcelonés es atacar al Gobierno haga lo que haga. Su odio hacia el PSOE y Unidas Podemos es tal, que no duda en contradecirse o cambiar sus ideas con el único objetivo de lanzar dardos a la coalición. El último ejemplo lo encontramos en la ley de eutanasia, que enfila su aprobación en España.

La tramitación de esta ley ha despertado ampollas en las filas de los conservadores y de grupos religiosos. Sin embargo, ha sorprendido (buen, en verdad no) que a estas voces críticas se sume Juan Carlos Girauta, especialmente porque cuando era diputado naranja defendió abiertamente la eutanasia.

"Ciudadanos está harto de que el PSOE se abandere la ley de la eutanasia. Nosotros también defendemos un modelo para los derechos de los pacientes y de los médicos", declaraba en julio de 2018 en 'Es la mañana de Federico', programa de Jiménez Losantos en esRadio. Poco más de dos años después, Girauta ha cambiado su discurso, tal y como ha mostrado en un polémico tuit: "De la eutanasia a la eugenesia, unos pocos pasos".

Flirteo con la extrema derecha

La deriva de Girauta se ha traducido en su acercamiento a la extrema derecha. Cabe recordar que el que fuera portavoz de Ciudadanos perdió su escaño tras la debacle sufrida por el partido en las elecciones generales del 10 de noviembre, en las que pasó de 57 diputados a 10. Eso sucedió después de una política de pactos basada en el veto al PSOE de Pedro Sánchez a la par que se entregaban a los brazos de la derecha y de la extrema derecha. La foto de Colón les pasó factura.

Albert Rivera asumió responsabilidades y dejó la direccion del partido. Girauta, el principal artífice de este giro al a derecha, siguió sus pasos y se desvinculó de la cúpula de Ciudadanos, pese a que siguió afiliado al partido. Sin embargo, desde entonces no ha dejado de mostrar su simpatía por ideas más cercanas a la extrema derecha, lo que le ha llevado a romper definitivamente con los naranjas.

En mayo de 2020, tras el acuerdo alcanzado por los liberales de Inés Arrimadas con el Gobierno de Pedro Sánchez para apoyar una nueva prórroja del estado de alarma en mitad de la crisis del coronavirus, Girauto aprovechó para darse de baja en el partido. "No trabajamos tanto para construir una bisagra. Acabo de comunicar formalmente mi baja como afiliado a Ciudadanos". Buena señal de la deriva de Girauta fueron los mensajes de apoyo que recibió por parte de la extrema derecha de VOX.

Artículos recomendados

Comentarios