Buscar
Usuario

Noticias

Cumbre de la OTAN en Madrid: ¿Qué cambios se esperan en la rutina de todos los ciudadanos?

La cumbre de la OTAN trastocará la vida en la capital durante varias jornadas: estas son las zonas más afectadas y las recomendaciones.

Cumbre de la OTAN en Madrid: ¿Qué cambios se esperan en la rutina de todos los ciudadanos? Cumbre de la OTAN en Madrid: ¿Qué cambios se esperan en la rutina de todos los ciudadanos?

Foto: GTres

La cumbre de la OTAN, la más importante de los últimos años, se celebrará en Madrid en mitad de un despliegue de seguridad sin precedentes. Más de 10.000 agentes se encargarán por velar de la seguridad de los asistentes, en un evento que se produce en plena invasión de Ucrania, cuando el papel de la Alianza Atlántica se encuentra de relieve, con la presencia de 30 líderes de los países miembro y finalmente sin Zelenski, que intervendrá por videoconferencia.

Ante la presencia de todo tipo de autoridades de primer nivel, el Ayuntamiento de Madrid ha llamado a los ciudadanos a minimizar en la medida de lo posible los desplazamientos durante estos días. Además, ha pedido que las empresas e instituciones que tengan la posibilidad instauren el teletrabajo, un llamamiento al que también se sumará el Gobierno central.

Estas medidas también se sumarán a un refuerzo programado de toda la infraestructura del transporte público en Madrid durante los días en los que se celebrará la cumbre de la OTAN en Madrid, es decir, entre los días 28 y 30.

El dispositivo de seguridad será ampliamente extenso y provocará fuertes cortes de tráfico, tal y como ha explicado el alcalde de Madrid ante los medios de comunicación: "Van a ser días muy complicados. Es una excelente oportunidad para la proyección de la ciudad de Madrid, pero es cierto que la capital estará prácticamente bloqueada". Ante tales cortes, se prepara refuerzo del transporte público y alternativas que permitan los desplazamientos por la ciudad.

Las zonas más afectadas por las restricciones

La cumbre de la OTAN no afectará por igual a toda la cuidad. El encuentro se celebrará en IFEMA, por lo que su entorno será el más afectado, pero no el único. En la Feria de Madrid, se establecerá un perímetro de seguridad de tres kilómetros, según ha adelantado el alcalde y será muy difícil acercarse al recinto ferial si no se asiste al evento.

La seguridad en esta convocatoria será exhaustiva, hasta el punto de que los controles serán muy formales incluso para aquellos que sí cuenten con la autorización preceptiva. Por ejemplo, los periodistas que cubran el cónclave solo podrán acercarse hasta la estación de metro de Mar de Cristal y desde allí podrán acceder a un vehículo lanzadera gestionado por la policía que les llevará hasta IFEMA.

Junto a IFEMA, también habrá problemas de movilidad en la zona del paseo de la Castellana y el paseo Del Prado, ya que las delegaciones de los países participantes tienen previsto alojarse en establecimientos hoteleros situados en estas zonas. Otros espacios donde habrá eventos relacionados con la cumbre son el Palacio Real, el Museo Del Prado, el Museo Reina Sofía y el Teatro Real, por lo que habrá seguridad reforzada en estas instalaciones.

Además, hay infraestructuras consideradas críticas que también serán objeto de protección especial. Se trata del aeropuerto de Barajas y la base aérea de Torrejón, además de los hoteles donde se alojarán los delegados y las embajadas y consulados, además de las rutas usadas para los desplazamientos y zonas de evacuación.

No hay constancia todavía sobre lo que ocurrirá con el espacio aéreo y si se optará por su cierre completo, tal y como ocurrió durante la coronación del rey Felipe VI. En dicho caso, habría que gestionar las devoluciones o cambios de billetes de los viajeros que hubieran contratados vuelos para dichas fechas.

El Orgullo se pospone, otras manifestaciones se desplazan y se buscará un equilibrio con la seguridad

La cumbre de la OTAN representa un problema de seguridad importante en la capital, pero el Gobierno no ve que suponga una amenaza, motivo que tampoco impedirá que se mantenga alerta ante la posible infiltración de movimientos antisistema en las posibles manifestaciones que se puedan celebrar.

El Ejecutivo promete no suspender el derecho a la reunión (manifestaciones) de los ciudadanos, pero sí buscará un equilibrio con el contexto actual, por lo que ve muy improbable que se puedan celebrar en zonas críticas como IFEMA y su entorno, o el eje Prado-Castellana. Precisamente, Jusapol pretende manifestarse el día 30 en la segunda jornada de la cumbre para pedir la equiparación salarial.

La celebración de la cumbre de la OTAN ya ha implicado cambios o traslados de manifestaciones. El Orgullo Crítico, por ejemplo, que suele celebrarse en el centro de Madrid, se ha trasladado en esta ocasión al barrio de Carabanchel. Además, el Orgullo LGTBI ha pospuesto sus reivindicaciones una semana para evitar coincidir con esta cumbre.

Artículos recomendados

Comentarios