Crean un Belén gay con dos San Josés y un obispo lo tacha de "sacrilegio"

Crean un Belén gay con dos San Josés y un obispo lo tacha de "sacrilegio"

Polémica por un nacimiento gay calificado por un obispo como "ataque contra la cristiandad".

Vida Víctor Mopez Víctor Mopez 04 Diciembre 2017 12:02

Que los modelos de familia están cambiando es una realidad incontestable pese a que muchos se niguen a aceptarlo. Lejos queda el núcleo de "mamá, papá y sus hijos" para dar paso a tantas realidades como personas. Esta situación ya se refleja, por ejemplo, en la publicidad, donde cada vez vemos más familias homoparentales. Ahora ha sido la Navidad la que se ha sumado a esta realidad.

El revolucionario cambio ha llegado, concretamente, desde California, donde uno de sus vecinos decidió darle una vuelta de tuerca al tradicional nacimiento cristiano. Acostumbrados a ver al niño Jesús en su cuna rodeado de la Vírgen María y San José, ha cambiado un poco la historia instalando en la puerta de su casa un Belén formado por dos San Josés ataviados con un manto rosa, por si quedaba alguna duda sobre su orientación sexual.

Polémica por un Belén con dos San Josés gays "Polémica por un Belén con dos San Josés gays"

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ya advirtió sobre la instauración de un Imperio Gayque parece llegar definitivamente con este nacimiento al que solo le faltan tres reinas magas transexuales para que los sectores más conservadores de la sociedad entre en pánico. El obispo de Providence, Thomas Tobin, ya ha puesto el grito en el cielo a través de Facebook.

"Qué triste es que alguien crea que está bien imponer su propia agenda sobre el sagrado Nacimiento de Jesús. Recemos por aquellos que lo hicieron para que cambie su corazón y que Jesús perdone este sacrilegio, este ataque a la Fe Cristiana".

¡Malditos pecadores que solo quieren propagar amor en cualquiera de sus formas!

Belén a base de dildos

Belén erótico "Belén erótico"

Esta no es la primera polémica que surge a causa de un Belén poco convencional. En la Navidad de 2016, un Sex Shop ubicado en Talavera de la Reina (Toledo) colocó un nacimiento erótico formado con dildos decorados con las figuras del Niño Jesús, la Vírgen María y San José.

Los ataques recibidos por diferentes grupos religiosos obligaron al dueño del establecimiento a quitar el provocativo Belén. Pero diversos vecinos de Talavera de la Reina mostraron su apoyo al Sex Shop y pidieron que se volviera a colocar el nacimiento. Tras una encuesta en Facebook que se saldó con un 78,5% de apoyo, los dildos volvieron a celebrar la Navidad. 

Comentarios