Buscar
Usuario

Política

Ciudadanos se plantea cambiar de marca después del fracaso en Madrid y Cataluña

Después de los fracasos electorales de Madrid y Barcelona, algunos miembros de la formación naranja piden un lavado de cara.

Ciudadanos se plantea cambiar de marca después del fracaso en Madrid y Cataluña Ciudadanos se plantea cambiar de marca después del fracaso en Madrid y Cataluña

Foto: Oscar Gonzalez / Cordon Press

Ciudadanos podría buscar un cambio de marca para intentar recuperar la popularidad que ha perdido en los últimos procesos electorales. Algunas fuentes cercanas al partido de Inés Arrimadas quieren que se hable de esto en la convención nacional que se celebrará el próximo julio, aunque la dirección de Ciudadanos no cree que sea una buena estrategia de momento.

Para formalizarse esta propuesta se debería celebrar una asamblea extraordinaria, algo que divide a los miembros de la formación, según fuentes consultadas por el diario Público. "Eso no va a ocurrir", dice uno de los grandes cargos de Ciudadanos. "Sería un borrón y cuenta nueva con el pasado", opina otro. "No lo veo para nada. No es un debate que esté sobre la mesa", dice un tercero.

Renovarse o morir

"Ahora es el momento de recoger propuestas. De hecho en ello estamos. Yo personalmente no lo veo, pero hay que escuchar a todo el mundo", dice otra voz del partido. Lo que sí que parece que une a toda la formación es que necesitan un "revulsivo" tras el batacazo de las elecciones madrileñas, donde hasta hace unos meses gobernaban junto al PP. Desde Ciudadanos atribuyen este fracaso al "efecto Ayuso" y no ven a Madrid "comparable" con el resto de regiones de España. Aunque sí que reconocen que la "marca" del partido "está muy tocada".

La formación de Arrimadas busca un cambio de marca "La formación de Arrimadas busca un cambio de marca"

El partido de Inés Arrimadas ha ido perdiendo apoyos en los últimos años. Todo comenzó durante la repetición de las elecciones generales de noviembre de 2019, cuando perdieron 47 escaños, pasaron de 57 a 10. Desde entonces, la formación ha caído en picado.

Los fracasos electorales

Después de la dimisión de Albert Rivera, tuvieron que vivir elecciones en Galicia, Euskadi, Cataluña y Madrid. Solo logró aumentar la representación en el País Vasco, donde consiguió dos diputados después de pactar con el Partido Popular.

Durante las elecciones catalanas, lugar de nacimiento de Ciudadanos, perdieron 30 de los 36 diputados que tenían en la región. Un gran golpe después de que en las anteriores elecciones del 2017 fueran la fuerza más votada.

Madrileños por Edmundo

Unos pocos días después, comenzaría el declive en Madrid. Cuarlos Cuadrado, el número dos del partido naranja, impulsó una moción de censura contra el PP en la región de Murcia junto al PSOE. Este fue el motivo por el cual Ayuso decidió adelantar las elecciones en Madrid y expulsar a Ciudadanos de la Asamblea. Al final, la moción de censura no salió adelante, pero las elecciones en la capital del país ya estaban convocadas.

Edmundo Bal, candidato regional para liderar Madrid, no llegó al 5% de los votos para lograr la representación autonómica. En una campaña electoral tan polarizada, la imagen de Ciudadanos en el centro no atrajo demasiados votantes. "El centro no vende, y menos en un ambiente completamente polarizado", dice una de las fuentes del partido a Público.

Edmundo no consiguió apenas votos "Edmundo no consiguió apenas votos"

Separarse del PP

La estrategia ahora es reforzar su parte "liberal" más que "centrista", para conseguir separarse del partido conservador de Pablo Casado. Pondrán sobre la mesa cuestiones que les separan, como la eutanasia, el aborto, los vientres de alquiler o la prostitución.

Su objetivo es que los electores "no duden" de lo que es Ciudadanos. El partido de Arrimadas, sin embargo, no ha terminado de hacer autocrítica y achacan sus fracasos electorales a la sociedad cada vez más "polarizada", en la que "los insultos dan más votos que la responsabilidad".

Artículos recomendados

Comentarios