Los insólitos lagos gigantes formados en el desierto de Arabia y su explicación científica

Los insólitos lagos gigantes formados en el desierto de Arabia y su explicación científica

La NASA ha publicado las impactantes fotos de un fenómeno que no se producía desde hace más de 20 años.

El ciclón Mekunu ha supuesto un desastre para la península arábiga, con pérdidas devastadoras para los países que la forman. Los que más han sufrido el azote de este fenómeno han sido Yemen y Omán, casualmente los que menos suelen padecer los daños de los ciclones que asolan Arabia cada uno o dos años. 

No obstante, también ha dejado un hecho histórico como es la formación de lagos en un desierto. Sucedió en el de Rub-al Jali, el desierto de arena más grande del mundo, situado entre Yemen, Omán, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. En un solo día cayó la cantidad de agua equivalente a lo que suele haber allí en tres años. Todo ello provocó un hecho insólito en los días posteriores: la formación de lagos en una zona del desierto denominada 'el Cuarto Vacío'.

El Operational Land Imager de la NASA se encargó de realizar las fotografías que evidencian el cambio en el ecosistema de Rub-al Jali, con lagos entre las llanuras ubicadas en las dunas. Como señala la agencia espacial estadounidense, es la primera vez en los últimos 20 años que podemos ver un fenómeno similar

La diferencia del desierto antes (izquierda) y después (derecha) del ciclón "La diferencia del desierto antes (izquierda) y después (derecha) del ciclón"

"Una bendición" para los comerciantes

Los numerosos lagos que ocupan actualmente el desierto tienen más utilidad de la que podría suponerse en un principio. Posibilitarán la formación de vegetación en el verano, tal y como apunta el medio local Al Arabiya. Esto, a su vez, facilitará la alimentación e hidratación de los camellos los próximos dos años, y de esta forma aumentará su valor de mercado.

Además, se espera que este extraño paisaje atraiga durante los próximos meses a una gran cantidad de curiosos, por lo que los comerciantes allí presentes confían en un verano de ganancias económicas. Vendrá bien para la economía de los países afectados por el ciclón Mekunu, porque otras zonas no han tenido tanta suerte, dejando tras de sí graves daños en las infraestructuras valorados en millones de euros. 

Comentarios